2 maneras de preparar aceite esencial de limón

El limón es una fruta cítrica que desde tiempos antiguos se utiliza en las artes culinarias, y para combatir ciertas condiciones. Puede ser utilizado en: jugos, postres, infusiones e incluso para preparar aceite esencial de limón.

También funciona como un poderoso antioxidante que es capaz de impedir la actividad negativa de los radicales libres. Por otro lado, el limón es recomendado para:

  • Proteger la vista
  • Eliminar las toxinas
  • Despertar el apetito
  • Acelerar la digestión
  • Mejorar el sistema cardiovascular

Resulta conveniente enfatizar cuán provechosa esta fruta puede ser. Hay tantos beneficios; sin embargo, nos vamos a centrar en cómo puedes tomar ventaja de aceite esencial de limón.

Funciona como un estimulante, relajante, carminativo, combate infecciones, astringente, desintoxicante, antiséptico, desinfectante, induce al sueño y contiene propiedades antifúngicas.

También ayuda a combatir:

  • Estrés
  • Fiebre
  • Asma
  • Obesidad
  • Insomnio
  • Cansancio
  • Trastornos de la piel
  • Condiciones del cabello
  • Malestar en el estómago

Con estas 2 maneras de preparar el aceite esencial de limón puedes crear tu propio producto. Puedes utilizarlo a tu conveniencia y de acuerdo con lo que necesitas para disfrutar de todos los beneficios del limón.

Forma nº 1

Para todos aquellos que aman el olor de limón, el aceite esencial es la mejor solución para ambientar distintos espacios e incluso mejorar los perfumes y colonias.

Sin embargo, pocos de nosotros tenemos la maquinaria necesaria para fabricar este tipo de aceite. Por eso, aquí te vamos a enseñar como hacer tu propio aceite esencial de limón de una forma sencilla y económica, ya que requiere pocos ingredientes.

Ingredientes

  • Aceite de oliva (200 ml)
  • Aceite de almendras (200 ml)
  • 6 limones libres de pesticidas o tratamientos especiales (200 g)
  • 1 frasco de vidrio de cierre hermético (que contiene aproximadamente 500 ml)

Modo de preparación

Corta la cáscara de los limones y deja secar en el horno mínimo (50 ° C) por aproximadamente 3 horas.

Coloca las cáscaras secas en el fondo de los frascos y cubre con los dos aceites.

Deja reposar en un lugar seco y oscuro durante unos 50 días, asegurándote de remover el contenido de tiempos en tiempos.

Después de este largo período de espera, exprime bien las cáscaras de limón y, después, filtrar el aceite obtenido, a través de una gasa.

Finalmente, vierte en botellas con cuentagotas, y cada vez que quieres ser envuelto por el aroma de limón, emplea 5 gotas de aceite esencial.

Forma nº 2

Aquí vamos a mostrar otra manera para que puedas preparar tu aceite esencial de limón con rapidez y facilidad. Que le dará un aroma fresco a tu casa, sin mencionar que protegerá tu salud y la de tu familia.

Ingredientes

  • 3 limones (100 g)
  • Aceite de oliva (100 ml)
  • 1 bolsa de cierre automático o un recipiente con una tapa hermética, capaz de soportar temperaturas elevadas

Modo de preparación del aceite esencial de limón

La primera cosa que debes hacer es poner una olla con agua a calentar, para usar más tarde.

Luego, pelar los limones para extraer la cáscara.

Si hay restos de la capa blanquecina del limón en la cáscara, raspa para eliminarlos; ya que estamos interesados sólo en la parte amarilla.

A continuación, introduce las cáscaras de los limones en agua caliente para terminar de eliminar cualquier sabor amargo. Deja por un minuto, aproximadamente.

Mientras tanto, coloca la bolsa con cierre automático, o el recipiente con la tapa abierta en otra sartén, e introduce un poco de aceite de oliva virgen, para que llegue a la mitad del envase, más o menos.

Después de pasado el minuto, verás que la corteza de limón dejará el agua ligeramente de color amarilla.

Retira la cáscara, colócala en la bolsa con el aceite y cierra el agua, el agua no es necesaria.

Ahora debes calentar la bolsa o el recipiente del baño maría. De esta forma, hemos simulado la destilación con vapor, y conseguiremos que se mezclen, obteniendo el aceite esencial de limón.

Deja reposar por 2 a 3 horas.

Cuando el tiempo correspondiente haya pasado, retira del fuego y deja reposar por 24 horas.

Al día siguiente, puedes almacenarlo en un recipiente con tapa y reservarlo en un lugar fresco, sin humedad.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com