4 consejos caseros para eliminar la congestión nasal

La nariz congestionada o tapada se origina cuando los tejidos que la recubren se hinchan yesto se debe a la inflamación de los vasos sanguíneos. El problema puede incluir también la presencia de secreción nasal o “rinorrea”. Si se produceun exceso de moco que baja por la parte posterior de la garganta (goteo post nasal), puede también haber tos o dolor de garganta.

Causas de la congestión nasal

La congestión nasal puede ser causada por gripe, resfriado común, sinusitis, rinitis alérgica u otras alérgicas, uso indiscriminado de gotas o aerosoles nasales sin receta médica por más de 3 días, pólipos nasales, embarazo y rinitis vasomotora. La congestión nasal suele desaparecer por sí sola, al cabo de una semana, salvo que se trate de algo más complicado.

Encontrar las maneras de mantener el moco fluido ayudará a drenarlo más fácilmente de la nariz y de los senos paranasales,  aliviando los síntomas. Para lograr este efecto es imprescindible beber muchos líquidos claros. A continuación te ofrecemos 4 consejos caseros para eliminar la congestión nasal:

1. Usar calor: Llenar una olla con agua y hervirla hasta que bote bastante humo. Luego, retirar la olla del fuego y ponerla en alguna alfombrilla resistente al calor sobre la mesa. Colocar una toalla grande sobre la cabeza y luego acercar el rostro sobre la olla humeante. Cerrar los ojos y mantener el rostro por lo menos a 30 cm del agua para impedir quemaduras. Inhalar por la nariz y exhalar por la boca,  durante unos 5 segundos. Luego, reducir el espacio entre las inhalaciones y exhalaciones a 2 segundos.  Repetir mientras el agua continúe humeando. Tratar de sonar la nariz durante y después del tratamiento.

Se puede usar esta técnica hasta un máximo de cada dos horas o tantas veces como se desee.  También se pueden agregar hierbas y aceites esenciales al agua humeante. La hierbabuena, la lavanda, la menta, la salvia, el tomillo, el orégano, el aceite del árbol del té y el aceite de lavanda negro tienen propiedades antibacterianas, antimicóticas y antisépticas, muy beneficiosas para ayudar a disminuir la congestión nasal. Una larga ducha caliente tiene un efecto bastante similar al tratamiento con vapor descrito anteriormente. El agua caliente crea un aire cálido y húmedo muy útil para descongestionar los conductos nasales tapados y aliviar la presión de los senos nasales. Tratar de sonar la nariz naturalmente.  El calor y el vapor ayudan a humedecer y licuar las secreciones atrapadas en los senos nasales para facilitar su expulsión.

Se puede lograr un efecto similar colocando una compresa caliente en el rostro para abrir los conductos nasales y aliviar la presión que pueda sentirse en los senos nasales.  Calentar un paño húmedo en el microondas de 2 a 3 minutos, teniendo  siempre cuidado con las quemaduras.

Congestión nasal y dolor de cabeza

Congestión nasal y dolor de cabeza

2. Irrigarla nariz: Mezclar 8 onzas de agua tibia con media cucharadita de sal. Usar una jeringa que puede comprarse en cualquier farmacia para irrigarlas fosas nasales. Esta solución salina casera ayudará a licuar y soltar las secreciones nasales y aliviar la congestión. Rociar 2 veces cada fosa nasal.   El agua debe ser destilada, esterilizada o hervida y enfriada.  Enjuagar la jeringa después de cada uso y dejarlo secar al aire antes devolverla a utilizar.

3. Usar un humidificador: Para ayudar a mejorar los senos nasales, colocar un humidificador en la habitación mientras se duerme. El humidificador genera vapor y aire húmedo, lo cual ayudará a despejar los conductos nasales.  Cuando los conductos nasales se encuentran bloqueados, se recomienda mantenerlos húmedos al igual que los senos nasales.  Si se tiene un moqueo nasal, el aire seco irrita aún más las membranas nasales.

4. Come algo picante: Los pimientos, la salsa picante, las alitas de pollo picantes, el rábano picante, la pimienta  u otros alimentos picantes pueden ayudar a fluir las secreciones nasales y, de esta manera, aliviar la presión en los senos nasales.  Se recomienda sonar la nariz cuando las secreciones se encuentren húmedas y fluidas. Para los amantes del sushi, el wasabi también tiene este efecto, aliviando temporalmente la presión en los senos nasales y ayudando a despejarlos.

Si la congestión nasal no desaparece transcurridos 10 días después de aplicar los tratamientos aquí mencionados, se recomienda consultar con el doctor, ya que podría tratarse de un síntoma de algún problema médico subyacente, como una alergia, por ejemplo. Visitar al doctor si las secreciones nasales varían su color o textura o si se presenta fiebre baja o dolor de cabeza. Esto puede indicar la presencia de una infección sinusal y que requiera de antibióticos para tratarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies