Aliviar los dolores de ciática con remedios naturales

Los dolores de ciática pueden aliviarse con remedios naturales como complemento del tratamiento médico tradicional. Muchas plantas cuentan con principios activos que funcionan como antiinflamatorios permitiendo de este modo reducir el dolor. Ante todo lo principal es recurrir a un médico especialista para comprobar la gravedad del cuadro y seguir las instrucciones precisas indicadas por el médico. El tratamiento indicado puede ser potenciado con la ingesta de plantas naturales como por ejemplo el ajenjo en forma de infusión ayuda a reducir la inflamación del nervio ciático. Los flavonoides como principio activo intervienen en la reducción del dolor.

Luego el ajenjo funciona como analgésico natural gracias a su composición de ácido clorogénico, ácido sacílico y ácido ascórbico. Otras plantas naturales que también contienen ácido salicílico son el ajo, la col, las habas y la cebolla, con estas plantas es posible elaborar una decocción para aliviar el dolor del ciático. El dolor del nervio ciático puede verse aumentado cuando existe una retención de líquido, por ello también son aprovechables las propiedades diuréticas de plantas naturales como la borraja en forma de infusión, la cual además cuenta con poder antiinflamatorio.

Para aprovechar las propiedades diuréticas del té de borraja se debe elaborar un té a partir de las hojas. En el caso de usar las flores de borraja para elaborar el té se estará aprovechando las propiedades analgésicas y se deberá elaborar con un litro de agua a la que se le agregará 25 gramos de flores de borraja. Se dejarán hirviendo durante 10 minutos, luego se deja reposar por 5 minutos para colarlas y beber la infusión agregándole si fuese necesario una cucharadita de miel.

Para elaborar el té de con las hojas de borraja para aprovechar las propiedades diuréticas se deberá seguir las mismas instrucciones citadas par el té de flores de borraja. Es necesario tener presente que las plantas o remedios naturales par aliviar el dolor de ciática solo es un complemento del tratamiento médico tradicional. No pueden ser consideradas como un reemplazo, ya que si se considera de este modo en lugar de mejorar la dolencia ésta empeorará. Cualquier duda se debe realizar una consulta con el médico especialista.

5 remedios caseros para eliminar el dolor de la ciática

El dolor en la es extremadamente desagradable y compromete mucho la calidad de vida de las personas que lo sufren.

El nervio ciático es el más largo del cuerpo humano. Su inflamación produce un dolor constante que se extiende desde las costillas hasta debajo de la rodilla. Este dolor puede causar inmovilidad parcial o total.

El descanso ayuda, pero no se puede extender mucho, ya que la inactividad agrava los síntomas.

Además del dolor, pueden aparecer otros síntomas, como piernas pesadas, hormigueo y molestias al sentarse.

La inflamación en el nervio ciático puede tener varias causas. Por ejemplo:

  • Hernia de disco.
  • Una condición conocida como síndrome del piriforme también puede estar relacionada con el problema.
  • Infecciones por virus del herpes.

Las personas más predispuestas a desarrollar el problema son las sedentarias, las que sufren de sobrepeso, las que cargan mucho peso y cualquiera que sufra de diabetes.

¿Cómo tratar el dolor en la ciática?

Lo primero que debes hacer es acudir a una cita médica para contar con el apoyo de un profesional de la salud, quien realizará un diagnóstico y te orientará.

Además, puedes reforzar el tratamiento con uno de estos remedios caseros:

1. Terapia de calor-frío

En los primeros 2-3 días de tratamiento, realiza compresas frías: envuelve en una toalla, una bolsa de hielo y coloca en la zona afectada durante 20 minutos varias veces al día.

Pasada la fase inicial del tratamiento, puedes hacer el mismo procedimiento con compresas calientes y alternar con las frías si el dolor es persistente.

2. Árnica

Pasa en el área del dolor tinte o pomada de árnica (se vende en tiendas de productos naturales y en la mayoría de las farmacias).

3. Cúrcuma (conocida también como azafrán)

Aplicar en el área afectada una pasta hecha con azafrán y aceite de oliva durante 30 minutos.

4. Vinagre de manzana

Se debe hacer por la noche, antes de dormir. En un balde de 20 litros, coloca agua caliente hasta la mitad. Deja el agua en la temperatura más caliente que pueda ser soportada por tus pies. Luego, agrega un puñado de sal y medio litro de vinagre de manzana. Revuelve bien la mezcla. Coloca los pies en el cubo y mantenlos allí hasta que el agua se enfríe. Al sacar los pies, sécalos y con una toalla limpia y ve directo a la cama.

5. Leche de ajo

INGREDIENTES

  • 3 cabezas de ajo picadas (cabezas, el bulbo completo)
  • Media cucharada de azafrán en polvo
  • 1/4 de cucharada de pimienta negra recién molida
  • 1 taza de leche

MODO DE PREPARACIÓN

  • Cocina los ingredientes, hasta que la mezcla se reduzca y se haga un poco espesa.
  • Apaga el fuego y déjalo enfriar.
  • Mezcla en la licuadora para que la consistencia sea mejor.
  • Guarda en un envase estéril de vidrio con tapa y ciérralo bien.

Toma 3 cucharadas por día. El mejor momento es antes de las principales comidas.

Las personas sensibles al ajo pueden hacerlo con menos cabezas, para que quede menos concentrado.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com