Aprende a beber té verde de forma correcta

El té verde suele presentar un sabor amargo y esto hace que muchas personas abandonen el consumo de esta bebida. Descubre, en este artículo, cuál es la mejor forma de beberlo con el fin de que aproveches todos sus beneficios.

Conocido por sus propiedades que facilitan un adelgazamiento saludable, el té verde es ideal para aquellos que quieren perder peso sin ningún tipo de riesgo, y además, reforzar su organismo contra ciertas enfermedades. Es también considerado como anticancerígeno y anti-inflamatorio.

Así mismo, puede ser utilizado para promover una piel hermosa y joven, evitando el envejecimiento de las células y el proceso de oxidación natural por el que pasan. Por si fuera poco, el té verde es excelente para el corazón, y contribuye a la optimización de la memoria.

Consejos para mejorar el consumo del té verde

El té verde tiene un sabor amargo y esto hace que muchas personas terminen por abandonarlo cuando recién comienzan a consumirlo con regularidad. Sin embargo, hay formas de mejorar el sabor y sólo dependen del modo de preparación de la infusión. Por esta razón, el primer paso es elegir bien las hojas para la preparación. Por ejemplo, un té de bolsita no tienen las mismas cualidades que las hojas sueltas, por lo que es preferible comprar este ingrediente de la segunda forma.

Después de la selección de las hojas, el siguiente paso es ponerlas junto al agua hirviendo. El recipiente elegido debe tener tapa, para que los ingredientes queden en infusión durante un máximo de 10 minutos. A continuación, la bebida estará lista para el consumo. No es aconsejable agregar azúcar o endulzante de café al té, esto debido a que estos elementos terminan disminuyendo las cualidades del líquido. Sin embargo, si en realidad te disgusta mucho el sabor del té verde, puedes emplear un poco de stevia para mejorar su sabor (aunque sin exagerar).

Otra sugerencia al respecto es añadir una rodaja de limón para cambiar el sabor. Además, el té verde puede combinarse en un desayuno o cena ligera con algunas galletas, un pan, etc. Otras formas de mejorar el sabor de esta bebida y aún así no perder sus propiedades, corresponden a añadir cáscaras de piña, mango y otras frutas que van a depender del gusto del consumidor.

Lo ideal es consumir hasta tres tazas de la bebida por día y distribuir esa cantidad a lo largo del día, evitándolo por la noche, ya que el té verde suele contener ligeras dosis de cafeína y esto puede dificultar el conciliar el sueño.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Las personas que sufren de presión alta (hipertensos), no deben hacer uso del té verde. Esto porque esta bebida acelera las palpitaciones cardíacas y también la presión, por lo tanto, es capaz de llevar al paciente a una situación de crisis. A pesar de sus beneficios, si el té se ingiere en exceso puede causar insomnio, ya que, como hemos mencionado, contiene cafeína. Además, puede provocar irritabilidad y empeorar algunos problemas estomacales, como es el caso de la gastritis.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com