no comments

Cómo acabar con la tos seca

La tos es un reflejo natural del cuerpo para eliminar cualquier irritación pulmonar y es un síntoma que puede ser causado por diferentes factores como la gripe y el resfriado, la inflamación de la garganta o alergias, por ejemplo. La tos seca puede ser tratada con remedios caseros y naturales, o incluso con algunos medicamentos de farmacia y lo importante es mantener la garganta limpia y húmeda, lo que ayuda a calmar la irritación y la tos.

1. Jarabe casero de miel con limón y miel

El jarabe casero de miel con limón y miel es ideal para hidratar y aliviar la irritación en la garganta, lo que ayuda a reducir la tos, para su preparación se necesita:

Ingredientes:

8 cucharadas de miel

8 gotas de extracto de propóleo

Jugo de 1 limón mediano.

Modo de Preparación:

En un frasco de vidrio con tapa, agrega la miel y el jugo de limón y coloque las gotas de extracto de propóleo. Revuelve bien con una cuchara para mezclar bien todos los ingredientes.

Este jarabe se debe tomar de 3 a 4 veces al día o siempre que se sienta la garganta seca y rasgada, durante algunos días hasta que los síntomas desaparezcan. El limón es rico en vitamina C y ayuda a fortalecer el sistema inmune, mientras que la miel hidrata y suaviza la garganta. El extracto de propóleo es un remedio natural con acción anti-inflamatoria, que ayuda a aliviar el dolor de garganta y tratar la garganta seca.

Cómo acabar con la tos seca

2. Té caliente de equinácea con jengibre y miel

La equinácea y el jengibre son plantas medicinales utilizadas en el tratamiento de los resfriados y la gripe que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, lo que ayuda al cuerpo a combatir y tratar la tos. Para preparar este té se necesita:

Ingredientes:

2 cucharadas de té de la raíz u hojas de la equinácea

5 cm de jengibre fresco

1 litro de agua hirviendo

Modo de preparación:

Agrega los ingredientes al agua hirviendo, tapa y deja reposar de 10 a 15 minutos. Finalmente, cuela y bebe.

Este té debe ser bebido 3 veces al día o siempre que la garganta está muy seca ya que además de ayudar a fortalecer el sistema inmunológico el agua caliente y la miel ayudan a suavizar e hidratar la garganta, lo que reduce la tos y la irritación.

3. Té de eucalipto con miel

El eucalipto es una planta medicinal muy utilizada para el tratamiento de la gripe y resfriados, así como para el tratamiento de problemas respiratorios como el asma o la bronquitis, siendo un excelente remedio natural para la tos. Para preparar un té con esta planta necesitas de:

Ingredientes:

1 cucharadita de hojas picadas de eucalipto

1 taza de agua hirviendo

1 cucharada de miel

Modo de Preparación:

En una taza, poner las hojas de eucalipto junto con la miel y cubrir con agua hirviendo. Dejar reposar durante 10 a 15 minutos y colar.

Este té se puede tomar de 3 a 4 veces por día, y para preparar este remedio casero también se puede utilizar aceite esencial de eucalipto, agregando de 3 a 6 gotas en lugar de las hojas secas.

Cómo acabar con la tos seca

La inhalación o baños de vapor es otra opción que ayuda a tratar la irritación de los pulmones y la tos, y estas pueden ser realizadas añadiendo extracto de propóleo o aceite esencial de eucalipto al agua. Otros excelentes consejos para el tratamiento de este problema incluyen tomar jugos ricos en vitamina C, como los de naranja y toronja, que ayudan a fortalecer el sistema inmune.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies