Como ayudar a hacer la dieta para adelgazar

Cuando hacemos una dieta para adelgazar necesitamos una cierta ayuda en los momentos que no estamos en casa y por supuesto no vamos a comer la comida casera que siempre nos preparamos. Si no estamos atentos a esto frecuentemente nuestra dieta falla y volvemos a engordar. Sobre todo cuando concurrimos a lugares donde nos podemos tentar porque nuestros compañeros no se encuentran haciendo dieta.

Una buena idea para estos momentos en los que estamos en nuestro trabajo y luego de haber desayunado llegamos y comenzamos a tentarnos cuando ellos están comiendo algo que nos gusta lo mejor es habernos preparado un buen desayuno muy sustancioso que además de proporcionando toda la energía necesaria no permitirá que se abra el apetito, pero si aún así nuestra tentación persiste es conveniente tener siempre con nosotros una colación o tentempié que será de bajas calorías como por ejemplo una barita de cereal, una fruta como una manzana porque implica la masticación y por ende brinda mayor saciedad que cualquier otra o un huevo duro que aporta sus nutrientes y también produce saciedad.

Hoy en día la mayoría de las oficinas cuentan con un dispenser para aprovechar el agua caliente y hacerse una exquisita sopa instantánea o si cuenta con un microondas se puede preparar una leche con avena. Por cierto que cualquiera de las dos opciones servirá para saciar el hambre hasta el horario del almuerzo o en su defecto hasta la cena. Ahora bien llegamos a casa pero nos encontramos con que tenemos que ir a cenar a un restaurante y lo primero que se nos pasa por la mente es “qué hago con mi dieta! Pues bien, no es necesario hacerse problemas porque en un restaurante se puede pedir comida sana para no engordar.

En principio y mientras esperamos que nos traigan el pedido de nuestra comida nunca debemos servirnos el pan que nos traen en bandeja, comencemos siempre con una ensalada, la cual la condimentaremos nosotros con una cucharada sola de aceite y vinagre o limón según nuestro gusto, luego siempre es conveniente elegir una carne asada, nunca pedir en un restaurante una comida frita, en principio porque no sabemos cuanto estuvo ese aceite friéndose y por lo tanto puede estar quemado y no será saludable. Intentemos evitar toda comida que contenga demasiada cantidad de grasas. Por último si en la casa hay niños dejemos que ellos coman hasta lo que consideren suficiente y si dejan en el plato restos de comida, nosotros no somos un basurero para comer todo lo que ellos dejan por eso es mejor cocinar la porciones exactas para que no sobre comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies