no comments

¿Cómo curar un tatuaje recién hecho? El mejor método

¿No sabes cómo curar un tatuaje infectado? No te preocupes. En este artículo conocerás los cuidados básicos que debes tener para que un tatuaje recién hecho no se infecte y puedas mantener tu piel sana.

¿Cómo curar un tatuaje recién hecho? El mejor método

Cuidados de un tatuaje recién hecho

Si estás buscando consejos sobre cómo cuidar un tatuaje recién hecho, te encantará saber que, si se toman los cuidados necesarios, no tienes por qué tener miedo de sufrir algún problema de la piel. Para ello se debe evitar cualquier tipo de irritación en la zona tatuada, que pueda derivar en un problema de salud serio.

Uno de los primeros cuidados de un tatuaje que se debe tener es la época del año en la cual decides realizarlo, ya que el verano, por ejemplo, no es el mejor momento para realizar tatuajes, porque el calor, el sudor y las picaduras de insectos pueden desencadenar un cuadro infeccioso o una alergia; o, incluso, provocar una cicatriz.

Un punto que debes tener bien claro es que un tatuaje es en realidad una herida superficial en la piel, por lo tanto, los cuidados después de un tatuaje deben de ser como los de un tratamiento para favorecer el proceso de cicatrización. A continuación te presentamos los principales tatuajes:

Mantén limpia la piel. Este paso es esencial para prevenir las infecciones de tatuajes. Sólo requieres lavar bien con agua y jabón de glicerina la piel tatuada de 2 a 3 veces al día durante el primer mes. Evita el uso de esponjas o paños que puedan irritar la piel, ya que esto puede perjudicar la normal cicatrización del tatuaje. Para secar la zona tatuada, da pequeñas palmaditas sobre ella.

Protege la piel tatuada. Los primeros auxilios después de un tatuaje tienen que ver con mantener protegida la piel, por lo menos durante las primeras horas después de hecho. Para ello, utiliza un vendaje compresivo o gases, de forma que quede aislado del polvo, del contacto con los insectos, del calor y del frío.

No te rasques. Un punto muy importante que debes evitar es rascar la piel para que no se infecte, incluso si te pica un mosquito, pulgas u otro insecto.

Hidrata la piel. Para no tener un tatuaje mal curado, mantén la piel tatuada siempre bien hidrata usando cremas que tienen propiedades antibióticas, sobre todo, durante la primera semana. De esta forma no sólo evitarás infecciones, sino también que la piel se parta o cambie de color.

Evita exponerte al sol. Por lo menos durante las primeras 3 semanas debes evitar por completo exponer el tatuaje a los rayos del sol, el agua salada y el cloro de las piscinas. Todos estos elementos pueden afectar la cicatrización y favorecer las infecciones. Antes de salir al aire libre aplica siempre una crema con filtro solar factor 30 como mínimo.

Aplica una crema cicatrizante. Uno de los más recomendables es usar una crema para tatuajes que contiene en su composición vitamina A y D, ya que te ayudarán a regenerar y cicatrizar más rápido la piel. Pero evita las cremas para tatuajes que tengan alcohol, aceite y perfumes. Lo mejor es preparar una crema para tatuajes casera, ¿necesitas de una receta? Toma nota de la siguiente.

¿Cómo curar un tatuaje recién hecho? El mejor método

Crema casera para curar tatuajes

Como te comentaba en párrafos anteriores, durante los primeros 5 días después de haber realizado un tatuaje, es recomendable aplicar una crema para tatuajes antibiótica, para que te ayude a evitar el crecimiento de gérmenes y bacterias que pueden infectar la piel. Para ello, nada mejor que aprender a preparar una crema para tatuajes cicatrizante, que también te ayuda a proteger a los colores del tatuaje.

Ingredientes

  • Gel de media hoja de aloe vera
  • Una taza de avena hervida
  • Cinco gotas de aceite de almendras
  • Tres gotas de aceite de rosa mosqueta

Preparación

Quita el gel de la hoja de aloe y resérvalo.

Coloca la avena hervida en la jarra de la batidora y añade el gel de aloe.

Añade las gotas de aceite de almendras y el aceite de rosa mosqueta.

Procesa todo bien, guarda en un recipiente de vidrio y, después, en la nevera para que se conserve mejor.

Aplica todos los días 2 o 3 veces sobre el tatuaje, realizando suaves masajes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies