Cómo funcionan los aceites esenciales

Los aceites esenciales forman parte de la aromaterapia y actúan sobre la belleza corporal y la salud de nuestro estado de ánimo. De hecho tenemos un aceite esencial dependiendo de la función que deseamos ya sea de limón, de lavanda, de bergamota, de sándalo o de jazmín. Los aceites esenciales funcionan porque por medio del olfato se logra llegar a las sensaciones únicas que vuelven a nuestra mente como recuerdos según el aroma que aspiramos, debido a que cierta parte de nuestro cerebro es la controladora del registro de los recuerdos y de los olores.

De esto modo un olor en particular hace que revivamos emociones actuando sobre nuestro estado de ánimo. Esto significa que si uno de los aromas de los aceites esenciales actúa como relajante quedará su registro en el cerebro entonces cada vez que aspiramos eses mismo aroma entraremos en un estado de relajación.

La destilación es la técnica por la cual se logra mejorar el estado emocional, físico y mental mediante los aromas de la naturaleza. Se basa en la destilación de aceites esenciales de semillas, de frutos de árboles o de plantas, de raíces, de hojas o de flores. Son líquidos volátiles y aromáticos que producen ciertas glándulas especiales y de fácil apreciación.

En pocas palabras y con sentido práctico se puede definir que por ejemplo al pasar un dedo sobre un pétalo de rosa su olor quedará impregnado y obtenemos una energía de estos elementos naturales a partir de los cuales obtenemos beneficio con distintos efectos que pueden ser calmantes, refrescantes, relajantes, estimulantes o tonificantes.

Como tópicos, los aceites esenciales penetran por los poros o también inhalándolos. Cuando son aplicados directamente sobre nuestra piel ayudan a calmar las inflaciones y relajan las contracturas musculares y al inhalarlos actúan sobre nuestro estado de ánimo. Son de efecto rápido porque movilizan moléculas que viajan por la nariz y luego son identificadas por el cerebro límbico donde reside la memoria y las emociones. De ahí se desprende como funcionan los aceites esenciales, es decir mediante la relación de los aromas con los recuerdos aunque la mente conciente los haya olvidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies