no comments

¿Cómo hacer té de orégano?

Es muy normal que nos encontremos con el orégano en muchos otros tipos de comida. Esta especie cuenta con un olor inconfundible, además de dar sabor a muchas recetas, también puede ser utilizado como una beneficiosa bebida natural. Si te interesa probar esta beneficiosa bebida, en este post te mostramos cómo preparar té de orégano.

Normalmente nos encontramos con el orégano en forma deshidratada, pero la hierba también puede ser consumida a través de sus hojas frescas o, incluso, como aceite.

¿Cómo preparar té de orégano?

Ingredientes

  • 1 cuchara (sopera) de hojas de orégano
  • 200 ml de agua

Modo de preparación

Pon agua a hervir y mézclala con las hojas de orégano. Deja el recipiente tapado por alrededor de 10 minutos y consume la bebida una vez que se encuentre lista (y lo suficientemente fría como para beber sin problema alguno).

El consumo indicado del té de orégano es de un máximo de tres veces al día. Es importante tener cuidado en las horas de la ingesta de la bebida, que no deben superar el límite de 12 horas entre un uso y otro.

Beneficios del té de orégano

El té de orégano puede ser utilizado para diversos fines medicinales. Sus propiedades aportan diversos beneficios; ya que actúan como antiinflamatorio, antioxidante, fortalecen el sistema inmunológico, combaten los hongos y bacterias, estimulan la digestión y combaten el colesterol. El compuesto de tratamiento predominante, conocido como carvacrol, es, sin duda, el más benéfico del orégano.

Beneficios del té de orégano

Adelgaza

El té de orégano es una gran receta natural para quien desea adelgazar de forma saludable. La bebida ayuda a reducir el apetito, prolonga la sensación de saciedad y disminuye la absorción de alimentos.

Regula el ciclo menstrual

Las mujeres que sufren con un ciclo menstrual desregulado pueden consumir té de orégano para beneficiarse. Además, esta bebida también ayuda a prevenir la menopausia precoz y disminuye el dolor causado por los cólicos.

Contra dolores musculares

La bebida también puede ser utilizada con un tratamiento natural para aliviar el dolor de espalda y distensiones musculares leves, siendo un excelente relajante muscular.

Facilita la digestión

Uno de los beneficios del té de orégano es estimular la secreción de bilis por el hígado. La bilis ayuda a la digestión de las grasas, lo que permite la absorción de nutrientes. El té de orégano también mejora la indigestión, flatulencia y sensación de inflamación que puede presentarse después de las comidas.

Trata resfriados y gripe

Responsable de fortalecer el sistema inmunológico, el té de orégano también ayuda en la prevención de gripes y resfriados.


Combate el asma

Gracias al carvacrol, los terpenos y flavonoides contenidos en el té de orégano, la bebida ayuda a purificar el pulmón, luchando contra problemas como el asma, la bronquitis, los resfriados y la gripe.

Contraindicaciones

Las mujeres que se encuentran en proceso de lactancia, embarazadas y niños deben consumir el té bajo supervisión de un especialista. El exceso de té de orégano puede desencadenar la aparición de alergias en la piel, así como náusea y vómitos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies