no comments

¿Cómo proteger nuestro sistema respiratorio?

Los casos de crisis de rinitis alérgica, sinusitis, laringitis y asma aumentan alarmantemente cuando llegan las estaciones de otoño e invierno.

Los niños y los ancianos son los que sufren más, además del mayor riesgo de tener complicaciones, como la temida neumonía.

Por ello, lo ideal es implementar ciertos cuidados con el fin de proteger de la mejor manera nuestro sistema respiratorio:

1) Tomar agua como tratamiento, y no sólo para calmar la sed

Es cierto que todos bebemos agua (o al menos así debería de ser), pero se debe pensar en el agua como un tratamiento del sistema respiratorio, ya que las secreciones del mismo tienden a resecarse durante el otoño y el invierno; y el agua hace que las secreciones se vuelvan más líquidas; por lo que pueden ser más fácilmente eliminadas, llevando con ellas virus y bacterias.

2) Inhalación de suero fisiológico

El contacto directo con suero fisiológico e todo el tracto respiratorio lo mantiene en mejores condiciones para los intercambios de gases, además de ayudar en la fluidización de las secreciones. Se puede hacer inhalación 3 o 4 veces al día, sin añadir las “gotas” tradicionales para el tratamiento del asma.

3) Utiliza el humidificador de aire a voluntad

No tengas miedo de dejar el humidificador conectado toda la noche. Esto va a ayudar a mantener las vías aéreas humedecidas y en mejores condiciones.

4) Mantén toallas húmedas en la habitación, si no tienes humidificador

Esto ayudará a aumentar la humedad del aire.

Las toallas húmedas tiene un área mucho mayor de evaporación, logrando transmitir agua al medio ambiente.

5) Utilizar aerosoles nasales de solución salina en la nariz

Los aerosoles de chorro continuo de suero fisiológico son muy eficaces en la limpieza y humidificación de la nariz y los senos nasales ubicados en el rostro.

También podemos hacerlo con el uso de un gotero.

Mujer en Otoño

Mujer en Otoño

6) Evitar actividades físicas al aire libre entre las 10 y 16 horas

En este período suele haber una mayor acumulación de contaminantes en el aire y esto puede perjudicar mucho el sistema respiratorio, especialmente porque en el ejercicio físico existe una sobrecarga de la respiración.

Cerca de un 40 % de la contaminación atmosférica se debe a los sistemas de escape del mundo de los coches, autobuses y camiones; por lo que debemos de evitar lugares con mucho tránsito.

7) Mantener la casa bien ventilada, especialmente la habitación en la que dormimos

Si la casa se mantiene cerrada todo el tiempo, incluso en el clima seco pueden crecer hongos y empeorar mucho las alergias respiratorias. Una correcta ventilación ayuda mucho a evitar este tipo de problemas.

8) Antes de usar chaquetas o suéteres de lana que han estado guardados, lávalos y déjalos al aire libre durante al menos 30 minutos.

Por lo general, las personas sólo se acuerdan de las chaquetas y blusas de lana antes de usarlas. En la mayoría de las veces suelen guardarse durante meses.

9) Evite el uso del aire acondicionado

Los aparatos de aire acondicionado normalmente dañan nuestro sistema respiratorio, ya que disminuyen la humedad del aire.

Y en otoño e invierno, el aire es mucho más seco, por lo que los aparatos disminuirán más la humedad del aire. Esto predispone a diversas infecciones y empeoramiento de las alergias y otros problemas respiratorios.

10) Nunca tosas o estornudes sin protección; y no utilices las manos para esto

Lamentablemente muchos de nosotros hemos escuchado de nuestros abuelos y padres la expresión de “Usa la mano para cubrirte la boca al toser o estornudar”. Sin embargo, puede ser muy perjudicial, ya que la protección con las manos retiene las secreciones y los posibles virus.

Después, al poner las manos en el pomo de la puerta, en el teclado o el ratón, en el control de la TV, en la barandilla del autobús/tren/metro, comenzamos a transmitir los virus a estos sitios, pudiendo contagiar a otras personas.

Por ello, al toser o estornudar, lo ideal es cubrirnos la nariz y la boca un pañuelo de papel desechable (prohibido pañuelos de tela; ya que terminarán almacenando, de igual manera, virus y bacterias). Si no tienes pañuelos de papel, lávate las manos o usa alcohol en gel inmediatamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies