Conoce los efectos de la temperatura del agua en nuestro cuerpo

¿Agua fría, caliente o tibia? ¿Cómo prefieres tomar el baño? Descubre los efectos que la temperatura del agua tiene en nuestro organismo.

  • Baño frío: El agua fría tiene como principal función activar y estimular las reacciones del organismo.
  • Agua caliente: Cuando el baño es caliente, ayuda en la relajación del cuerpo, aliviando las tensiones de los músculos y de la mente.

Así, podemos pensar que el baño frío puede ser muy útil durante la mañana, para despertar el cuerpo, mientras que el baño caliente es una excelente opción para relajarse por la noche.

¿A quién no le gusta tomar un buen baño cuando llega a casa, cansado del trabajo, o incluso para empezar el día sintiéndonos más limpio, llenos de energía y dispuestos?

Pero, ¿qué es mejor: tomar un baño caliente o uno helado? Parece una pequeña discusión, pero la condición del agua puede interferir mucho en nuestro estado salud, ya que las diferentes temperaturas actúan directamente en algunas de las principales reacciones de nuestro cuerpo, tanto en las cuestiones físicas, como en las mentales.

Lógicamente, en general, la preferencia por la temperatura del agua dependerá de la época del año y sus diferentes climas (en las estaciones más frías, es preferible agua caliente; mientras que en las estaciones más calientes, lo es el agua fría), pero, independiente del tiempo, la condición del agua estimula reacciones increíbles en las funciones del organismo. Mientras que los baños helados son muy usados para “despertar” y “activar” el cuerpo, los baños con agua tibia y caliente tienen efectos tranquilizantes y de relajación. Por ello, a continuación te hablamos sobre las principales diferencias entre ellos y los beneficios de cada uno.

Hombre en la ducha

Hombre en la ducha

Agua fría: Beneficios del baño helado para la salud

Aumenta la disposición: El primer contacto del cuerpo con el agua helada causa un efecto de “alerta”. Por eso, muchas veces huimos y no entramos con mucha facilidad en la ducha. Sin embargo, cuando el cuerpo se acostumbra a la temperatura, el organismo comienza a utilizar la activación y estimula sus funciones principales; por consecuencia, nos permite iniciar el día o realizar una actividad con más ánimo, energía y disposición.

Ayuda a adelgazar: Sí, por increíble que pueda parecer, un baño helado debe formar parte de tu dieta. El constante estímulo que el agua fría genera en el organismo activa las funciones metabólicas, desencadenando la aceleración de este proceso de una forma sana y natural.

Previene los resfriados y la gripe: Los baños fríos también actúan estimulando las funciones de nuestro sistema inmunológico, encargado de la defensa del organismo contra las acciones de los radicales libres, que dañan y envejecen al cuerpo.

Mejora el ánimo: Por más que el inicio del baño helado sea algo complicado, a causa del choque de la temperatura del agua con el cuerpo, cuando el organismo se acostumbra, el baño termina por volverse algo extremadamente placentero, tanto que, de acuerdo con diversos estudios científicos a lo largo del tiempo, este hábito es capaz de estimular las hormonas anti-depresivas.

Es un aliado de la estética de nuestro cuerpo: Para quien se preocupa más por las cuestiones estéticas, un buen baño helado también es una excelente alternativa para embellecer el cuerpo. El contacto con el agua fría deja la piel más firme y, además, reduce la pérdida de cabello.

Agua caliente: Beneficios del baño caliente para la salud

Combate el estrés: La principal ventaja del agua caliente en el cuerpo es la capacidad de aliviar la tensión, relajando los músculos y liberando la mente. Con esto, este tipo de baño también ayuda en la reducción de problemas psicológicos, como la ansiedad y la depresión; que pueden dar lugar a dolores de cabeza y migrañas.

Ayuda a adelgazar: Así como el agua helada, el estímulo del agua caliente en el cuerpo ayuda en la quema de grasa corporal, ya que activa importantes funciones metabólicas del organismo.

Mejora la respiración: Para aquellos que sufren de rinitis, sinusitis y otras enfermedades alérgicas, el baño caliente ayuda a “limpiar” la acumulación de moco que suele provocar congestión nasal.

Elimina toxinas de la piel: Para aquellos que toman un jugo de desintoxicación para limpiar el organismo, un baño caliente al día también puede ser una gran alternativa para liberar la piel de los agentes externos (suciedad, polvo, etc.); que pueden causar futuros daños e, incluso, enfermedades.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com