Descubre si puedes sufrir un ataque al corazón

Siempre se corre el riesgo de sufrir un ataque al corazón, nadie es capaz de predecir quien va a sufrir alguna enfermedad coronaria en el futuro. Sin embargo, lo que sí se conoce es el hecho de que determinados factores incrementan el riesgo de padecerla. Existen algunos factores de riesgo inalterables tales como la edad, el sexo y los antecedentes familiares.

La muerte causada por enfermedad coronaria, antes de los 60 años, es mucho mas frecuente en los hombres que en las mujeres. Después de la menopausia, el riesgo de sufrir un ataque al corazón para las mujeres se incrementa considerablemente debido a la perdida del efecto protector del estrógeno. No obstante, aunque el riesgo entre las mujeres no es tan grande hasta que estas alcanzas una edad avanzada, incluso las más jóvenes deberían  cuidar su corazón.

Con objeto de averiguar cuáles son los factores que se hallan bajo tu control, contesta las siguientes preguntas y luego lee las recomendaciones.

1 Para saber si corres peligro de sufrir un ataque al corazón responde las siguientes preguntas:

Algunos de tus familiares cercanos ¿han sufrido un infarto o ataque al corazón antes de cumplir 50 años?

¿Eres diabético?

¿Tienes una elevada presión sanguínea?

¿Tienes antecedentes de obesidad?

Si tu respuesta a cualquiera de estas preguntas es AFIRMATIVA, corres un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Si alguno de tus familiares ha sufrido una enfermedad coronaria debes controlar regularmente tu propio nivel de colesterol u tu presión arterial, así como tu peso, y vigilar tu consumo de bebidas alcohólicas y tabaco. Si sufres de diabetes o de una elevada presión arterial, puedes reducir los riesgos de una enfermedad cardíaca siguiendo las recomendaciones de tu médico.  Recuerda que es muy importante saber si puedes sufrir un ataque al corazón.

2 Para saber si tu personalidad te expone a sufrir un ataque al corazón responde las siguientes preguntas:

¿Te angustia el aceptar nuevos retos o enfrentarte a situaciones difíciles?

¿Te impacientas o te pones de mal humor cuando estás bajo presión?

¿Pierdes el control con facilidad?

¿Sufres frecuentes dolores de cabeza al terminar tu trabajo diario?

¿Tienes dificultades para conciliar el sieño pro la noche a causa de tus problemas?

¿Detestas que te hagan esperar?

¿Deseas ganar siempre en todos los juegos?

Si la mayoría de tus respuestas es AFIRMATIVA, seguramente te sentirás estresado mas rápidamente que los demás. Según diversos estudios, el aumento de la tensión aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria. Con un nivel inferior de estrés, te sentirás mucho mejor.  Recuerda que es muy importante saber si puedes sufrir un ataque al corazón.

3 Para saber si haces todo lo posible para mantener un corazón sano responde las siguientes preguntas:

¿Inviertes una parte importante de tu tiempo libre para practicar algún deporte?

¿Realizas ejercicios aerobicos durante un tiempo minimo de veinte minutos por lo menos tres veces por semana?

¿Fumas más de diez cigarrillos al día?

¿Has fumado durante los últimos cinco años?

¿Prefieres comer pescado en lugar de carnes rojas?

¿Evitas las comidas con grasas?

¿Incluyes productos ricos en fibra, tales como fruta fresca o pan integral, en tu dieta diaria?

Si tu respuesta a las preguntas sobre el deporte es NEGATIVA, estas poniendo en juego la salud de tu corazón. El ejercicio físico previene el colesterol en la sangre, reduciendo el peligro de un ataque cardíaco. El deporte debe formar parte de tu vida (Visita: Objetivos para mantenerse en forma). Si fumas inténtalo dejarlo (Visita: Cómo dejar de fumar). Si tu respuesta a las últimas tres preguntas es NO, cambia tu dieta por alimentos más sanos. Recuerda que es muy importante saber si puedes sufrir un ataque al corazón.

4 Para saber si te estas sometiendo a suficientes chequeos al corazón responde las siguientes preguntas:

¿Sabes cuál es tu presión sanguínea?

¿Se mantiene entre los limites normales (140/90 o menos)?

Si tienes la presión demasiado elevada, ¿te encuentras bajo tratamiento?

¿Has analizado tu nivel de colesterol últimamente?

¿Se encuentra éste dentro de los límites normales?

Si tienes más de 50 años, ¿has hablado con tu médico sobre el posible riesgo de sufrir una enfermedad coronaria?

Si tu respuesta a cualquiera de estas preguntas es NEGATIVA, no prestas el debido cuidado a tu corazón. Conoce todas las pruebas existentes y disponibles aunque ahora no las necesites. El comentar con tu médico todas las medidas que tu mismo puedes tomar con el fin de prevenir ataques cardíacos forma parte de una consulta rutinaria.

Pasar al siguiente examen: ¿cómo esta tu salud física?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies