Dolor de oido

Muchas veces, el dolor de oido puede ser consecuencia de un estado gripal o una inflamación en la zona bucal. Algunas soluciones útiles para este malestar son las siguientes:

– Si sospechas que el dolor de oído tiene su origen en una infección de garganta, entonces una receta útil para aliviarlo es tomar el jugo de algunos limones calientes.

– Otra fórmula consiste en impregnar aceite de almendra caliente en una bolita de algodón. Luego, colocarlo con cuidado en el área afectada. Las gotas de manzanilla o caléndula son buenas aliadas y también pueden ser utilizadas como se explicó anteriormente.

– Realiza una mezcla con 5 ml de aceite de soja y una gota de aceite de clavo. Efectúa un masaje en el cuello y alrededor de los oídos.

Imagen para dolor de oido

Imagen para dolor de oido

– En el caso de tratarse de una infección dental, te convendrá acudir al dentista. Algunas soluciones provisorias son masticar con la otra mandíbula e ingerir alimentos líquidos.

– Ten en cuenta que el frío es un gran enemigo de los oídos. Para evitar el enfriamiento, coloca un elemento caliente sobre la zona afectada. Puede ser una toalla o una botella envuelta. Al salir de tu casa, procura tapar bien tus oídos con una bufanda o un gorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies