El ejercicio en el embarazo

El ejercicio en el embarazo forma parte de llevar un embarazo sano a los efectos de que luego el parto sea más placentero. Por otro lado se ha comprobado que las mujeres que no han llevado vida sedentaria durante el embarazo han logrado partos mucho menos dolorosos que aquellas que no han realizado ningún tipo de ejercicio físico.

Cabe destacar que estos ejercicios físicos deben ser en principio guiados por su médico personal pero en líneas generales se recomienda hacer al menos 30 minutos al día de ejercicios aeróbicos, es decir caminatas, bicicleta, pilates o cinta de caminar. En general serían ejercicios de bajo impacto.

El beneficio de los ejercicios físicos en embarazadas se basan también en que a menudo las mujeres suelen subir de peso durante los meses de embarazo debido a que en parte tienen mayor apetito y además suponen que si suben de peso no se notará a causa del normal aumento del abdomen pero este peso que han subido será una incidencia en un parto quizá problemático o doloroso y también luego del parto se verá una dificultad marcada en el descenso. De hecho las mujeres que han subido más de diez quilos en el embarazo además de tener tendencia a continuar con la subida de peso les resulta difícil volver a su peso anterior.

Si bien es verdad que a casi todas las mujeres embarazadas se les despierta el apetito también es verdad y debe tenerse en cuenta que en esta etapa la mujer no debe comer el doble por llevar un niño en su vientre pero sí es necesario alimentarse de forma correcta con una alimentación sana y equilibrada. Si la mujer advierte que su peso normal se encuentra elevándose demasiado debe recurrir a un nutricionista para que le indique una dieta acorde a su estado porque también debe tener en cuenta que una embarazada no debe hacer dieta para adelgazar por el contrario como se expuso anteriormente su dieta debe ser sana y equilibrada a fin de incorporar todas las vitaminas, proteínas y minerales posibles y en algunos casos puede sugerir el médico un suplemento vitamínico.

El ejercicio en el embarazo forma parte fundamental para acompañar esta dieta sana y llegar al parto de la mejor forma y luego después del parto volver al peso anterior sin demasiados sacrificios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies