El té de rosa roja tonifica el sistema inmunológico

Los pétalos de la rosa roja son ricos en vitamina C, ayudando a fortalecer el sistema inmunológico del organismo.

Nativa de Europa central y Asia, la rosa roja es una flor que históricamente ha sido ligada a sentimientos y celebraciones. Como sabemos, es empleada comúnmente como regalo entre las parejas de enamorados, para regalar a las madres y también en los cumpleaños. Sin embargo, lo que poca gente sabe es que la rosa roja posee una serie de propiedades medicinales relacionadas con la medicina alternativa.

La rosa roja es también conocida como rosa-francesa, rosal-francés, rosa verdadera y rosa de jericó. Esta especie pertenece a la familia de las rosáceas, que corresponde a plantas de pequeño porte en formato de arbustos. Sus hojas son compuestas y alternas. Así mismo, las flores se suelen utilizar como elementos decorativos, ya que tienen una gran belleza.

En lo que respecta al hábitat, generalmente la rosa roja prefiere zonas templadas. En cuanto a la utilización de los tratamientos naturales, una de las formas más usuales es la preparación té. Este té puede ser hecho a partir de la utilización de los pétalos.

Beneficios y propiedades de la rosa roja

Los pétalos de la rosa roja son ricos en vitamina C, por esta razón, ayudan a fortalecer el sistema inmunológico del organismo favoreciendo una mejor protección a la salud. Esa misma sustancia actúa como antioxidante, previniendo la proliferación de toxinas y radicales libres en el cuerpo. Por lo tanto, el té de rosa roja previene el envejecimiento prematuro y mantiene la piel y el cabello saludables.

Además, el té de rosas rojas puede aliviar los cólicos menstruales, por lo que es considerado un gran aliado de las mujeres. Otra propiedad medicinal presente en las rosas rojas, es el llamada polifenol. Esta sustancia ayuda al organismo a prevenir problemas cardiovasculares, osteoporosis e, incluso, el cáncer.

La rosa roja también tiene propiedades astringentes, antisépticas, hipoalergénicas y antidepresivas. Además, mejora la circulación, tonifica el corazón y actúa como un poderoso calmante. Así mismo, es óptima para la piel cuando se desea combatir espinillas y puntos negros.

Té de rosa roja

Para preparar el té de rosas rojas debemos usar 200 ml de agua filtrada y dos cucharadas (de café) de pétalos secos o tres cucharadas (soperas) de pétalos frescos. El primer paso es poner el agua a hervir en un recipiente con tapa. Cuando comience a burbujear, apagaremos el fuego y añadiremos los pétalos. Dejaremos el recipiente tapado durante 10 minutos.

Pasado ese tiempo, usaremos un colador para quitar todos los pétalos y el té quedará listo para ser ingerido. La indicación es que el té sea ingerido sin endulzar, pero si lo deseas, puedes optar por un poco de miel. El consejo es beber hasta dos tazas al día.

Cuidados

Incluso si se trata de un ingrediente natural, la sugerencia es que un médico deba ser consultado; ya que sólo él tiene el conocimiento suficiente para certificar su uso, especialmente teniendo en cuenta el tipo de enfermedad que se está queriendo combatir y también las propiedades físicas del paciente, lo que incluye la presencia de algún tipo de alergia.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com