no comments

El ultrasonido en el embarazo

El ultrasonido es un diagnóstico por imágenes el cual permite la obtención de las imágenes de los órganos del cuerpo de la madre por medio de ondas sonoras de alta frecuencia. Esta imagen es como un eco de esa onda sonora, como las ondas rebotan en los objetos se puede identificar cuan lejos se encuentra el objeto a analizar, su dimensión y consistencia interna ya sea líquida, sólida o una mezcla de ambas. Estas ondas se muestran en una pantalla de computadora en forma de video o imagen estática.

El ultrasonido no emite radiación ionizada como los rayos X, por este motivo se utiliza en el embarazo para visualizar y conocer las condiciones físicas de la embarazada y las del embrión o feto. Entre las razones que existen para que la embarazada se haga un diagnóstico por ultrasonido se encuentran:

– Comprobar la presencia del embrión o feto con vida.
– Diagnosticar la razón de un sangrado durante las primeras etapas o en las últimas del embarazo.
– Diagnosticar una anomalía genética, de llegar a ocurrir una situación de estas características el obstetra podrá derivar a la embarazada al profesional correspondiente.
– Determinar las presencia de un embarazo múltiple.
– Determinar el tamaño y la edad del feto, como así también detectar un parto prematuro.
– Localizar la posición del feto y la placenta.
– Determinar la condición física del feto y detectar los latidos del corazón.
– Por último brinda seguridad en relación de la salud del hijo.

Para concurrir a la prueba de ultrasonido se deberá usa ropa cómoda, ya que solo la parte inferior de la vestimenta debe estar descubierta, la vejiga debe estar llena de este modo cualquier aire o gas sería expulsado para permitir la mejor visualización del feto o embrión. Debe beber seis vasos de agua y no orinar durante dos horas pero si el ultrasonido se hace en una etapa avanzada del embarazo no es necesario concurrir con la vejiga llena.

El ultrasonido se puede hacer antes de la 12ª semana del embarazo, el ultrasonido de nivel 2 , más detallado se realiza en las semanas 16 y 22. Cabe destacar que este es un procedimiento totalmente indoloro la única molestia puede ocasionarse cuando el radiólogo desplaza el dispositivo sobre el abdomen. Raras veces este dispositivo es necesario introducirlo en la vagina pero de todos modos no se siente dolor solo molestias como cuando es también necesario hacer presión con el dispositivo para obtener mejores imágenes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies