Entrenamiento CrossFit y una correcta alimentación

A día de hoy todos sabemos que una alimentación adecuada a nuestras necesidades y balanceada es importante para mantener nuestro rendimiento, por eso me gustaría destacar cómo las bases del CrossFit obtienen esto a través de una alimentación rica en fruta, verduras, frutos secos y ácidos grasos Omega-3; que les permite tener un aporte de nutrientes sostenido y continuo durante todo el día. Evitando así las altibajos producidos por las dietas hipercalóricas basadas en alimentos de alto índice glucémico. Además de ayudar al metabolismo aumentando de manera increíble la GH (hormona de crecimiento), tan fundamental para mantener un estado físico y nivel de entrenamiento elevado. Encontramos varias ramas muy seguidas por los atletas de CrossFit en cuanto a alimentación se refiere, la Dieta Paleolítica, Dieta de la Zona; en las que podemos aprender a llevar una alimentación saludable, personalmente me inclino más por la dieta de la Zona que es más equilibrada en el reparto de nutrientes y es más fácil de seguir en los tiempos que vivimos.

También destacar que la alimentación no lo es todo, debemos recordar que los entrenamientos de CrossFit están basados en ejercicios potentes y en la mayoría de los casos moviendo pesos elevados (reúne ejercicios de halterofilia, gimnasia, carrera…). Estos ejercicios implica el trabajo de gran parte de la musculatura (también afecta de manera drástica a elevar la hormona de crecimiento de forma natural en nuestro organismo). De los entrenamientos podemos adaptar sobre todo la idea de entrenamiento del cuerpo de forma global con movimientos de potencia (cargada, arrancada, dominada…), movimientos de gimnasia que nos aportará equilibrio y propiocepción (conocimiento de nuestros segmentos corporales en el espacio: pino, flexiones en paralelas, muscle-ups en anillas). Así como las sesiones de estiramiento que implican movilidad de la cintura pélvica y escapular, estiramientos miofasciles, ejercicios de calentamiento dinámicos…

Cabe resaltar que incorporar en nuestra alimentación alimentos ricos en fibra, nos ayudará a controlar nuestros niveles de insulina y glucagón; que la ingesta de Omega-3 (presente en peces de zonas de aguas frías) antes de dormir, también ayuda al aumento de la hormona de crecimiento durante el sueño, parte esencial del momento de recuperación del organismo después del duro entrenamiento. Podemos decir que la práctica de CrossFit al menos una vez a la semana, incorporada a nuestro programa de entrenamiento, sea cual sea nuestro deporte, puede aportarnos muchos beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies