Homeopatía, ¿quieres saber más de ella?

La homeopatía como método terapéutico nació en el siglo XVIII gracias al médico alemán Samuel Hahnemann y fue perfeccionado por él mismo y sus discípulos, a lo largo del siglo XIX. El fundamento de la homeopatía es la llamada ley de la similitud, “lo semejante se cura con lo semejante”. Este principio dice que una enfermedad se cura si se administra el enfermo una sustancia que, administrada a una persona sana, fuera capaz de provocar los mismos síntomas de la enfermedad que se pretende combatir.

Es similar al mecanismo de acción de las vacunas, en las cuales se administran gérmenes o microbios para que el propio cuerpo fabrique defensas contra la propia enfermedad infecciosa que se quiere prevenir. Poniendo un ejemplo y siguiendo con la ley de la semejanza, se puede utilizar café para tranquilizar a una persona que tiene hiperactividad. Podemos aludir al fósforo que tiene capacidad para provocar daños en el hígado, para combatir los síntomas de trastornos hepáticos.

Cuando menos puede ser mas

Otro de los principios básicos de la homeopatía es que la sustancia curativa debe emplearse en dosis muy pequeñas, ya que si no fuera así se agravarían los síntomas que se quieren aliviar. Se usan dosis infinitesimales, donde la sustancia se diluye una y otra vez, de manera que el preparado que se administra no tiene ninguna molécula de la misma, pero el líquido diluyente sí que guardaría el recuerdo de las características de la sustancia diluida, podríamos decir que sería una especie de “memoria molecular”.

Entre dilución y dilución procedemos a agitar el producto de una manera sistemática, para dinamizar el medicamento consiguiendo así potenciarlo. Muchas son las sustancias que se utilizan para elaborar estos remedios homeopáticos. Algunas son de origen mineral (oro, mercurio, arsénico, plomo), vegetal (drosera, malvavisco y muchas plantas más) o animal (los venenos de la abeja o de la serpiente).

Con estos productos se hacen comprimidos, obleas o polvos, que son las maneras de presentación más empleadas en la homeopatía. La experiencia nos ha permitido recopilar muchos remedios homeopáticos, que casi pueden cubrir todas las dolencias y alteraciones que sufre nuestro organismo. El homeópata considera a cada enfermo en su globalidad, piensa que tiene una forma de padecer peculiar. Todos los pacientes tienen síntomas diversos, debiendo recibir una terapia diferente, aunque tengan incluso, la misma enfermedad.

Homeopatía: un placebo que puede activar nuestras capacidades ocultas

Homeopatía: un placebo que puede activar nuestras capacidades ocultas

Tratamientos completamente personalizados

En cada caso se necesita un remedio único, completo y estrictamente individualizado, que preparará el propio homeópata o pedirá que lo haga un laboratorio especializado. Se utiliza la homeopatía para tratar muchas afecciones alérgicas, en las que el organismo interactúa con el medio ambiente, así como para una lista extensa de alteraciones de tipo psicosomático. La medicina tradicional valora este tipo de terapias con cautela y un cierto escepticismo, si bien acepta que puede ser un complemento eficaz en dolencias con importante componente de tipo psicológico.

Los homeópatas utilizan para sus preparados, minerales, vegetales e incluso conchas. En muchas ocasiones son ellos mismos los que cultivan los productos que necesitan y que elaboren sustancias curativas para cada enfermo en cuestión. Desde luego que un enfermo puede recurrir a la homeopatía, las vías para solucionar una enfermedad son siempre válidas sino suponen para este un agravamiento de la misma. La medicina tradicional es defensora de sus metodologías, pero no debe olvidar que tanto la homeopatía como la medicina natural en muchos casos son capaces de poner solución a enfermedades o a los síntomas que causan las mismas.

La prevención y la información son armas muy potentes, válidas para la medicina tradicional y como no, para otras armas para combatir las enfermedades caso de la homeopatía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies