Ideas para perder peso rápido sin arriesgar la salud

Perder peso rápido sin arriesgar la salud es posible si se tienen en cuenta ciertos detalles para que la dicha dieta no falle y s vuelva a ganar el peso perdido en poco tiempo. Este es un dato a tener en cuenta ya que hoy en día abundan en todo tipo de medio de comunicación las dietas rápidas para perder peso que a ciencia cierta no tienen un fundamento médico lógico y coherente para poder llevarlas a cabo sin que nuestra salud corra ningún riesgo. De hecho la mayoría de las dietas rápidas para adelgazar son tan peligrosas como la misma obesidad simplemente porque producen un grave daño a nuestro organismo y también a nuestro físico, ya que gracias a estas dietas se van a poder observar sus marcas en las estrías a causa de haber subido y bajado de peso constantemente.

Por ello para hacer una dieta para reducir el peso de forma rápida, lo primero que debemos hacer es saber elegir la mejor dieta considerando nuestra edad, muestro sexo, nuestra vida cotidiana y las posibilidades de llevarla a largo plazo y siempre alejarnos de las dietas que son restrictivas porque son éstas las que desmedran la nutrición y nos hacen volver rápidamente a aumentar el peso que descendimos.

Lo mejor es recurrir a un nutricionista a fin de que nos extienda una dieta según su criterio considerando varios aspectos determinados como la altura, la edad, el peso inicial y en definitiva nuestro índice de masa corporal. Hay que tener en cuenta que la dieta siempre debe ser personalizada porque cada una tiene que ver con aspectos de la personas que la llevará a cabo y por cierto difieren de una a otra, ya que cada individuo necesita una cierta cantidad de calorías según su actividad física cotidiana.

Las dietas milagrosas y restrictivas por ejemplo de un solo tipo de fruta durante todo el día por una semana, independientemente de la fruta que se trate es una dieta de un monoalimento que si bien puede resultar eficiente para bajar de peso rápido, no se puede abusar de ellas porque constituyen un alto daño para la salud. Como consejos para una dieta rápida y sin riegos para la salud, podemos cuidar que:

  • Una vez elegida la dieta, asegurarse de poder llevarla a cabo con seriedad llevando un registro en una agenda donde se asentará el peso inicial de la dieta conjuntamente con todas las variaciones que se llevarán a cabo por el tiempo estipulado de la dieta.
  • En el mismo registro se deberá anotar todas las fallas que se han tenido, incluyendo los días, los horarios y la razón. Registrar cualquier tipo de trastorno que se pudo haber tenido ya sea un simple dolor de cabeza, algún dolor de estómago o cualquier otro trastorno que se considere anómalo. El entorno familiar debe estar enterado de nuestra decisión de iniciar una dieta para adelgazar porque de este modo podemos obtener ayuda y nos será mucho más fácil concurrir a una fiesta o una reunión donde todos sepan que preferimos ingerir otro tipo de alimento.
  • No caer en los suplementos quema grasa ni tampoco en las dietas o regímenes para adelgazar que prometen un descenso de peso sin hacer esfuerzo. Esto no es cierto, se trata de una falsedad innata de la publicidad, la cual atrapa a muchos compradores, quienes no van a obtener los resultados prometidos y esperados. Es importante que se tome conciencia que una dieta para adelgazar además de beneficiar en cuanto a bajar de peso es una inmensa ayuda en beneficio de la salud “la obesidad es una enfermedad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies