Jabón casero para el rostro con aceite de coco

Esta receta de jabón casero dejará tu piel refrescante, hidratada y limpia. Los aceites esenciales y el aceite de coco ayudan a matar cualquier bacteria, proporcionando nutrientes e hidratación para para mantener la piel joven y saludable.

Nota: Los aceites esenciales son altamente concentrados y están llenos de propiedades ácidas saludables. Por eso, le recomendamos que utilices recipientes de vidrio cuando los almacenes.

El aceite de coco puede sustituir a los productos cosméticos con potencial hidratante por ser un emoliente, que contiene grasas saturadas de cadena media que mantiene la piel suave e hidratada, sin obstruir tus poros.

Beneficios del jabón casero para el rostro con aceite de coco

Poder hidratante: como ya se dio a entender, este es el principal activo del aceite de coco, pero vale la pena reforzar. Es que no se trata sólo de un apañador económico para sustituir a los productos caros. Al contrario, por ser un producto natural, el aceite de coco tiene la ventaja de no poseer ingredientes químicos que no dejan respirar a la piel, como es el caso de los derivados de petróleo, y de tener afinidad con las proteínas de nuestro cuerpo, penetrando fácilmente.

Además, diferente de lo que ocurre con buena parte de los cosméticos, el aceite de coco no tiene agua en su composición, lo que lo convierte en una crema hidratante concentrada y que permanece en la piel, actuando en las capas más profundas sin evaporarse.

Es antioxidante: mucha gente cree que el aceite de coco ayuda en la producción de colágeno. Aunque, en realidad, el aceite de coco ayuda en la prevención del envejecimiento prematuro por su acción hidratante y antioxidante.

Esto significa que, aunque no sea el más indicado para tratar las arrugas en sí, ayuda a evitarlas; ya que puede combatir los radicales libres y proteger la piel de agentes como la contaminación y los rayos UV, elementos que causan el envejecimiento prematuro.

Calma y regenera la piel: Esto se debe gracias a su poder de hidratación que nutre y, por consecuencia, recupera la piel y alivia el ardor de las quemaduras de sol.

Es antiinflamatorio, antibacteriano y antifúngico: el secreto está en la composición del aceite de coco. Por contener ácidos láuricos, posee propiedades antibacterianas dando una protección extra. También cuenta con una combinación de ácidos esteárico, oleico, mirístico y palmístico que le confieren propiedad antiviral, antifúngica, antiinflamatoria y antioxidante.

¿Cómo preparar un jabón casero para rostro con base en el aceite de coco?

Tiempo total: 5 minutos

Rinde: 30 usos

INGREDIENTES:

1 taza de aceite de coco

1 cucharada de bicarbonato de sodio

5 gotas de aceite esencial de lavanda

5 gotas de aceite esencial de incienso

5 gotas de aceite esencial de limón

Jarra de vidrio

(Si eres propensa a tener acné, reemplaza el aceite de incienso y el de limón por una cucharada más de aceite de coco; o bien, un puño de avena molida)

Uso cosmético del aceite de coco

Derretir el aceite de coco en una olla a fuego bajo. Después de derretido, retirar del fuego y añadir el resto de los ingredientes.

Debemos almacenar esta mezcla en un frasco de vidrio con tapa; de preferencia, en un lugar fresco.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com