no comments

La homeopatía

La homeopatía es un sistema médico alternativo que contempla la totalidad del ser humano en detrimento de enfermedades aisladas. Actúa por medio de estímulos energéticos provocados por los medicamentos homeopáticos con el fin de equilibrar la energía vital de los pacientes.

La homeopatía se guía por cuatro principios: la ley de los similares, la experimentación en la persona sana, la dosis infinitesimal y el medicamento único.

La homeopatía

[ File # csp5627408, License # 2535887 ]
Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php)
(c) Can Stock Photo Inc. / gina_sanders

El principio de la ley de los similares, establece que una enfermedad específica puede ser curada por la sustancia capaz de reproducir los mismos síntomas de la enfermedad. O sea: aunque se trate mal a alguien “sano” se puede curar a alguien enfermo. Si un veneno produce efectos como vómitos en una persona, la versión homeopática (diluida) de ese mismo veneno puede tratar a los pacientes con problemas de vómitos recurrentes, y así sucesivamente.

La experimentación en la persona sana dicta que las pruebas de los medicamentos homeopáticos deben ser realizadas en las personas – no animales – saludables. De esta manera, es posible evaluar los efectos objetivos y subjetivos en el grupo de experimentadores (como se llaman) y encontrar, en términos generales, el “veneno en dosis homeopáticas”; es decir, la cura.

Las llamadas dosis infinitesimales consisten en la reducción drástica de un medicamento y agitación (dinamización) para “despertar” propiedades latentes. Este principio es causa de controversia, ya que, de acuerdo con muchos médicos, desafía cualquier ley de la física o bioquímica conocida: de tan diluido el medicamento, es posible que no haya ninguna molécula medible del principio activo original. Algunos experimentos, sin embargo, indican que los fenómenos todavía incomprendidos de la física cuántica podrían explicar la eficacia de los medicamentos homeopáticos.

El principio del medicamento único, que suscita debate incluso entre los especialistas en homeopatía, afirma que en la intervención realizada por primera vez: el paciente debe tomar el medicamento que contenga el mayor número de estímulos para los síntomas que el paciente presenta. Sólo de esta manera, el médico podrá evaluar la eficacia de la terapia de forma precisa.

La homeopatía

¿Para qué sirve la homeopatía?

De acuerdo con la homeopatía, el individuo no sólo tiene una enfermedad: carga un desequilibrio que se manifiesta de diferentes formas a lo largo de la vida. Por este motivo, la función del médico homeópata es restaurar el organismo a las etapas que preceden a la vida, en el camino de la curación. Es considerada, por lo tanto, un tratamiento preventivo y curativo.

Empleando más de 2000 remedios diferentes extraídos de sustancias vegetales, animales y minerales, la homeopatía se propone estimular el sistema inmunológico y restaurar el equilibrio energético del paciente con base en los síntomas y tratar cualquier enfermedad, aunque no todos los individuos se beneficien plenamente con la terapia.

La homeopatía es a menudo indicada para problemas del tracto gastrointestinal, ginecológicos, dermatológicos, respiratorios y de falta o expresión exagerada de la “resistencia” (infecciones virales frecuentes y enfermedades alérgicas). Además, puede buscar la cura para los problemas emocionales como la depresión. Sin embargo, los pacientes que sufren de trastornos graves como la diabetes o el cáncer no deben sustituir la terapia convencional –por remedios homeopáticos, excepto con el consentimiento previo de un endocrinólogo o especialista responsable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies