La infertilidad en la pareja

La infertilidad en la pareja suele surgir ocasionalmente cuando luego de seis a doce meses de haber intentado un embarazo la pareja continúa sin tener éxito en su propósito.

En términos generales una pareja que no presenta ningún tipo de anomalías logra un embarazo a partir del primer intento, pero en los casos que les resulta dificultoso, lo mejor es hacer los intentos durante el período fértil de la mujer.

En este sentido se debe prestar atención al ciclo menstrual femeninito que consta de veintiocho días promedio, ya que el ciclo menstrual no es igual en todas las mujeres variando entre 26 a 30 días. Por lo cual, considerando un ciclo normal regular de 28 días, la mujer estará ovulando al día 14, si su ciclo fuese de 26 días estaría ovulando al día 13. Se entiende como día de ovulación contando a partir del primer día de menstruación.

De todos modos al existir mujeres con ciclos menstruales muy irregulares, de modo tal que el ciclo va variando de mes a mes, pudiendo ser uno a los 28 días, el mes siguiente a los 26 o 30 y así sucesivamente, en estos casos verificar el día de ovulación por medio del ciclo menstrual a veces se torna difícil, lo mejor es saber que durante la ovulación hay una mayor producción de las ferohormonas como así también un aumento de la temperatura basal y una mayor viscosidad del moco cervical, éste tiene textura de moco, al tocarlo con los dedos índice y pulgar se podrá observar que se forma como un hilo pegajoso.

Todos estos síntomas indican que la mujer se encuentra en estado propicio para lograr un embarazo. Si la mujer tiene un ciclo menstrual regular, conocerá con exactitud cual será el día de su evolución pudiendo advertir también como días fértiles a los tres días anteriores y posteriores al día de la ovulación a raíz de que los espermatozoides continúan con vida aún después de 72 horas de haber sido expulsados. La infertilidad en la pareja, muchas veces preocupa a causa de la desinformación por parte de ambos integrantes y es esta desinformación la que los acerca a los centros de salud para resolver un problema que seguramente carecen, pues solo es necesario prestar atención a los cambios hormonales de la mujer.

Ahora bien, si luego de haber tenido en cuenta todos los síntomas anteriores descriptos durante al menos un año sin lograr un embarazo, la situación se transforma en una necesitad que amerita la consulta a un médico especialista de confianza, para que éste haga un diagnóstico e implemente un tratamiento para la infertilidad determinando sus causas y a partir de ello se debería verificar si la infertilidad corresponde al hombre o la mujer, ya que dependiendo de quien tiene el problema se llevará a cabo un tratamiento especial.Lo importante de esta situación es no dejar pasar el tiempo porque como en cualquier otra enfermedad, cuanto más temprano se ataque la causa de la infertilidad en la pareja será mucho más fácil la reversión o recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies