Las mentiras de los planes para adelgazar

Las mentiras de los planes para adelgazar se pueden encontrar en cualquier medio gráfico o audiovisual debido a la gran difusión que tienen las dietas actualmente.

Tanto las mentiras y las verdades pero en especial los mitos que se han formado y difundido sobre los mejores planes para adelgazar hacen que las personas que necesitan bajar de peso por un problema de salud pierdan la confianza y decidan claudicar debido a que no logran ver los resultados prometidos, simplemente porque no han leído otra cosa que mentiras ya que no se encuentran fundamentadas por testimonios científicos y en consecuencia dañan la salud.

Si bien no es necesario ser un eximio profesional de la salud para comprobar cuando se leen mitos o verdades sobre dietas solo basta usar el sentido común para darse cuenta de que lo que se está leyendo pertenece a un mito y no a una verdad. Por ejemplo se puede leer que si hacemos ejercicio físico, esta actividad aumentará el apetito. Cualquiera que haya practicado mínimamente un poco de ejercicio físico sabe que esta afirmación está comprobada como cierta porque existe un mayor desgaste energético que el organismo necesita recuperar, pero el ejercicio quemará más calorías que las que se ingieren.

Además luego de la actividad física si bien es preciso comer, los alimentos no tienen porque ser hipercalóricos, ya que también se dice que es importante consumir pocas calorías sin detenerse a pensar de donde se obtienen mientras sean bajas, cuando en realidad la importancia de las pocas calorías reside en que se obtengan de alimentos sanos que no contengan grasa.

Porque si para un plan nutritivo se necesitan una cierta cantidad de calorías, no es lo mismo obtenerlas de alimentos de grasas saturadas que si las conseguimos de alimentos proteicos o vitamínicos como las frutas y los vegetales. Por otra parte las proteínas se metabolizan a partir del desgaste energético, por lo tanto el organismo necesita mas de estas sustancias en comparación con los azúcares refinados o las grasas.

Otro error que además es peligroso de difundir se asienta en que los ejercicios aeróbicos como el caminar no ayuda a bajar el sobrepeso, sino que es necesario trotar o correr cuando es precisamente lo contrario porque los ejercicios aeróbicos como caminar son los más aconsejados para comenzar a bajar de peso especialmente la grasa localizada en el abdomen, ya que si se hacen abdominales no servirán de nada si no se hacen al mismo tiempo con los aeróbicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies