no comments

Los 3 mejores tés para mantener la circulación saludable

Aunque todos estos tés son muy beneficiosos para nuestra circulación, en caso de estar siguiendo un tratamiento médico específico, consulta a tu especialista para saber si puede haber alguna reacción adversa.

La circulación de la sangre desempeña un papel fundamental en nuestra salud, ya que es responsable de transportar el oxígeno y los nutrientes a todas las células de nuestro cuerpo.

Tener alguna dificultad u obstrucción en el sistema circulatorio puede llevar al desarrollo de una serie de trastornos que perjudican la calidad de vida cuando no son controlados a tiempo.

El sedentarismo, la mala alimentación y los cambios genéticos son algunas de las causas de las principales enfermedades cardiovasculares.

Dichas enfermedades son fáciles de detectar porque producen síntomas muy notables, como la retención de líquidos y la fatiga.

Al no producirse una oxigenación adecuada del cerebro y demás órganos, es común sentir un fuerte debilitamiento, tanto físico como mental.

Por suerte, en el amplio catálogo de remedios de origen natural, nos encontramos con una serie de tés que estimulan el adecuado flujo sanguíneo gracias a su riqueza nutricional.

En este artículo te compartimos los 3 mejores:

1. El té de cola de caballo

El té de cola de caballo es una bebida natural que nos permite prevenir el endurecimiento de las arterias por la acumulación de lípidos, como el colesterol y los triglicéridos.

Su consumo disminuye los trastornos de la circulación y ayuda a prevenir la formación de trombos o varices.

Ingredientes

2 cucharadas de cola de caballo (20 g)

1 litro de agua

¿Cómo preparar?

Lleva el litro de agua al fuego y, cuando hierva, coloca en una jarra con dos cucharadas de cola de caballo.

Deja reposar de 5 a 10 minutos, cuela y bebe.

Bebe entre una a dos tazas al día, durante un mes.

2. Té de jengibre para mejorar la circulación

El té de jengibre es muy fácil de elaborar y cuenta con una gran cantidad de nutrientes que mejoran la salud en muchos aspectos.

Sus propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes mantienen la salud de los vasos sanguíneos para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

También actúa como un tónico capaz de proteger las paredes arteriales contra la acumulación de lípidos.

Ingredientes

2 trozos de jengibre fresco

1 taza de agua

Miel y limón (opcional)

¿Cómo preparar?

Coloca los trozos de jengibre fresco en una taza de agua hirviendo y deje reposar por 10 minutos.

Antes de beber, puedes agregar miel y limón para que el sabor sea más agradable.

Beber hasta tres tazas al día por un mínimo de dos semanas seguidas.

3. Té de corteza de sauce blanco

La corteza del sauce blanco es conocida como una aspirina natural por su fuerte acción anticoagulante y su capacidad de mejorar el flujo sanguíneo.

Su consumo regular fluidifica la sangre y previene la aparición de enfermedades cardiovasculares, ataques al corazón, derrames cerebrales y varices.

Ingredientes

1 cucharada de corteza de sauce blanco (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo preparar?

Coloca la cucharada de corteza de sauce blanco en una taza de agua hirviendo y deja reposar por 10 a 15 minutos.

Consume una vez al día, cada dos o tres días.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies