Los dolores de parto

Los dolores de parto se producen a raíz de cambios hormonales, al dilatarse el cérviz el útero se contrae provocando las conocidas contracciones, se produce un endurecimiento del abdomen y relajación entre una contracción y otra. El bebé sigue moviéndose ubicándose de cabeza en la zona pelviana. Estos movimientos del bebé, que no es otra cosa que el acomodamiento en el canal de parto puede provocar dolor en la vejiga e intestinos, también se puede presentar dolor de espalda lumbar como tal vez sucedió los primeros días de embarazo o en los períodos premenstruales.

Los dolores de partos se basan en su mayoría en los que provocan las contracciones, ya que dependiendo de cada mujer estos son más fuerte o débiles, lo cierto es que el momento de parto es muy fácil de identificar, la mayoría de las madres primerizas temen no darse cuenta que ha legado el momento de parto pero el instinto materno puede mucho más que el miedo y todas indefectiblemente terminan dándose cuenta.

Cabe aclarar que ellas se presentan en forma regular cada 5, 10, 15, 20 o 30 minutos, la cantidad de minutos no es importante lo único que es necesario contabilizar es que se repitan regularmente con el mismo ritmo.Las contracciones son dolores abdominales en algunas mujeres parecidos a los dolores intestinales previos a la diarrea, el abdomen endurece, se produce el dolor e inmediatamente afloja, también puede ser parecido a un calambre, el músculo se contrae provocando dolor.

Las contracciones no son iguales en todas las mujeres, estas pueden aparecer casi de forma imperceptible o muy dolorosas.Definitivamente, las contracciones es el único dolor por el que puede atravesar la mujer durante el parto, si se trata de un parto normal no tiene porque sufrir otro tipo de dolor, y si se trata de una cesárea programada no existe tampoco ningún dolor.

Precisamente la inyección epidural se aplica para hacer desaparecer los dolores de las contracciones.Luego, la episiotomía, se realiza durante una contracción por lo cual el dolor de ésta evita el dolor del corte, que además se hace con anestesia local, por lo cual no implica dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies