Los mejores remedios caseros para infecciones urinarias

¿Existen remedios caseros para las infecciones urinarias? Esta pregunta es muy importante, porque este tipo de problema afecta la vida de millones de personas todos los años, en todo el mundo.

Obviamente existe la posibilidad de tratar este mal con antibióticos, que son recetados por médicos y por lo general se encuentran fácilmente en las farmacias.

Pero la buena noticia es que sí, existen remedios caseros para las infecciones urinarias. A continuación, te mostramos algunos. Pero antes, vamos a explicar de qué se trata este problema, para poder identificarlo lo antes posible.

¿Qué es una infección urinaria?

Se trata, básicamente, de una infección que afecta el sistema urinario, alcanzando los riñones, el uréter, la vejiga y también la uretra.

Las bacterias presentes en el intestino suelen ser la causa más común de este problema. Sin embargo, los hongos y los virus también pueden causar este tipo de infección. Las bacterias Escherichia coli y Staphylococcus saprophycus son los causantes de la crisis en el 80% de los casos.

Los síntomas de la infección urinaria son:

  • Ardor a la hora de orinar
  • Deseo frecuente de orinar
  • Orina muy oscura
  • Orina con olor muy fuerte
  • Sensación de que no puedes vaciar la vejiga completamente
  • Dolor pélvico

Las infecciones urinarias pueden afectar a cualquier persona, pero son las mujeres las que suelen sufrirlas en mayor medida.

Esto sucede porque la uretra, que es el tubo que transporta la orina fuera de la vejiga, es más corto en la anatomía femenina que en la masculina. De esta forma se hace más fácil que las bacterias lleguen a la vejiga.

Se sabe, por ejemplo, que al menos la mitad de las mujeres experimentan al menos un episodio de infección urinaria en su vida. Muchas veces los antibióticos que se utilizan para combatirlas son usados en un periodo de tiempo prolongado y en dosis bajas, con el fin de evitar que el problema vuelva.

Por suerte, también existen remedios caseros para las infecciones urinarias, y es sobre ellos que hablaremos a continuación:

1 – Beber muchos líquidos

El estado de hidratación es continuamente asociado al riesgo de desarrollar una infección urinaria. Esto sucede porque, cuando se orina con frecuencia, se eliminan más fácilmente las bacterias de tu sistema urinario.

En una investigación realizada en 2003, 141 niñas fueron analizadas. En los estudios se demostró que las que orinaban menos presentaban mucha más incidencia de infecciones urinarias.

En otro estudio, 28 mujeres controlaron su nivel de hidratación a partir de la medición de la cantidad de orina que producían. De esta forma, fue posible descubrir que cuanto más se orina, se tiene menor probabilidad de tener una infección urinaria.

2. Consumir más vitamina C

La evidencia ha demostrado que, cuanto mayor es el consumo de vitamina C, mayor serán las posibilidades de evitar una infección urinaria. La vitamina C hace que la acidez de nuestra orina aumente, lo que mata las bacterias que suelen causar este tipo de problema.

Una investigación realizada en 2007 mostró que las mujeres embarazadas que consumieron 100 g de vitamina C todos los días pasaban a sentir una acción protectora en el organismo. Reduciendo el riesgo de infección urinaria, especialmente en comparación a las otras mujeres que no la consumieron.

Para consumir más vitamina C, de forma natural, puedes apostar en el consumo de más frutas y verduras. El pimiento, naranja, pomelo y kiwi contienen mucha vitamina C por porción.

3. Bebe jugo de arándano

El jugo de arándano es uno de los remedios caseros para las infecciones urinarias. Este fruto trabaja para evitar que las bacterias entren en nuestro sistema urinario, lo que evita que la infección ocurra.

De acuerdo con un estudio bastante reciente, que se hizo con mujeres con antecedentes de infección urinaria, tomaron una dosis de 240 ml de jugo de arándano todos los días, a lo largo de 24 semanas. Todas tuvieron menos episodios de este problema que el grupo de mujeres que no consumió el jugo.

4. Toma un probiótico

Los probióticos son nada más y nada menos que los microorganismos que son beneficiosos si se consumen a través de alimentos y suplementos. Los probióticos ayudan a equilibrar el nivel de bacterias saludables en nuestro organismo.

Están disponibles en una serie de suplementos y también en los alimentos fermentados, como el kéfir, el kimchi, el kombucha y el yogur probiótico. Su uso se muestra en la mejora de una serie de funciones del organismo, como la digestiva y la inmune.

Diversos estudios han demostrado que ciertos ingredientes de los probióticos son excelentes para disminuir el riesgo de infección urinaria. Uno de ellos ha demostrado que los Lactobacillus, muy comunes en los probióticos, ayudan a prevenir el riesgo de infección urinaria en las mujeres adultas.

Más de un estudio ha demostrado que los probióticos fueron más eficaces que tomar antibióticos aislados para combatir la recurrencia de las infecciones urinarias, que afectan a muchas mujeres.

El problema de los antibióticos es que pueden provocar trastornos en el nivel de las bacterias intestinales, pero los probióticos actúan justamente en el sentido contrario.

Además, los estudios demuestran que los probióticos aumentan la cantidad de bacterias intestinales buenas para la salud, lo que ayuda a reducir los efectos negativos de los antibióticos.

Probioticos

5. Tener hábitos saludables

Uno de los mejores remedios caseros para las infecciones urinarias es tener buenos hábitos de higiene y de limpieza. Además, no es recomendable que se mantenga la orina por mucho tiempo, porque esto acumula las bacterias presentes en el sistema urinario.

Orinar después de la relación sexual también reduce el riesgo de tener una infección urinaria, ya que evita que las bacterias se multipliquen y propaguen.

Es importante señalar también que aquellas personas que sufren mucho con este problema deben evitar el uso de espermicidas, porque están asociados con el aumento de la incidencia de este tipo de infección.

Finalmente, cuando se utiliza el cuarto de baño, recuerda siempre limpiar de adelante hacia atrás. La limpieza contraria facilita el camino de las bacterias hacia el sistema urinario.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com