no comments

Lucir bien es fundamentalmente una expresión

Lucir bien es fundamentalmente una expresión, una luz, una paz interior que viene de dentro hacia fuera; tiene mucho que ver con el descanso, con una piel tersa y luminosa, con dormir lo necesario, en resumen, libre de estrés y problemas.

Hoy en día en un mundo lleno de agitaciones, complicaciones y complejidades parece imposible librarse del estrés.

Si logramos aprender a lidiar con lo necesario, separar lo importante de lo accesorio, no dar importancia a las cosas que no tienen solución alguna, saber esperar nuestro momento de brillar, sacar lo mejor de quienes nos rodean, ver siempre el lado positivo de las cosas y no entablar batallas sin sentido, estaremos empezando a ser personas libres de estrés.

Ustedes me dirán que no es tan fácil como se lee, y la verdad que es fácil solo que hay que tomarse un tiempo para pensar en la importancia de lo que nos aqueja y analizar qué se consigue perdiendo tiempo y energía al contrariarnos.

Si uno se toma el tiempo de analizar cuántas molestias y disgustos se ha llevado en el último año, les sorprenderá ver que la gran mayoría no merecía la pena que se le dedicara ni cinco minutos de su tiempo.

Lucir bien tiene mucho que ver con nuestra forma de aceptar y manejar lo cotidiano. La expresión se forja día a día con nuestros gestos. La mirada pierde brillo al olvidarse de la ilusión y la esperanza. El rostro es el espejo del alma.

De igual modo que para tener una piel radiante es básica la alimentación balanceada, para que nuestro interior irradie brillo es importante que aprendamos a controlar nuestro carácter.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies