Medidas preventivas contra las estrías en el embarazo

Como medidas preventivas contra las estrías en el embarazo siempre hay que insistir en que la embarazada debe evitar el aumento brusco de peso de un mes al otro y acostumbrarse de forma diaria al uso de cremas o emulsiones vitaminizadas de fácil deslizamiento. De este modo, la piel va a aumentar su grado de flexibilidad evitando el agrietamiento superficial y permite una mejor adaptación a la misma sobre los cambios fisiológicos en el cuerpo de la embarazada. Las estrías representan una preocupación estética y es un desafío para los médicos esteticistas de modo tal que se debe insistir en la prevención y la profilaxis para evitar su aparición.

Si las lesiones de estrías comenzaran a aparecer durante el embarazo, la mujer debe continuar con la tarea diaria de humectar la piel. Existen distintas fórmulas cosméticas de cremas y emulsiones, por lo cual la embarazada puede consultar con su médico, el cual previamente a una evaluación clínica del área afectada y de acuerdo al estadio evolutivo puede indicar la fórmula más adecuada. El tratamiento de atenuación de estrías debe quedar reservado para luego de la gestación. Una vez finalizado el período de embarazo, el enfoque terapéutico consiste en la combinación de métodos con el objetivo de mejorar los resultados.

Por ejemplo:

Profiláticamete: mediante la difusión de medidas higiénico-dietéticas, con la humectación de la piel.
Terapéuticamente: el tratamiento lo puede realizar la mujer con aceite de rosa mosqueta, crema de cuarzo, sílice y gránulos frutales.
En el consultorio: con la combinación de la mesoterapia, la dermoabrasión y la electropigmentación.

Esta combinación de métodos, da una solución satisfactoria para la mujer, porque tienden a atenuar y mejorar estéticamente la piel lesionada. Las estrías pueden aparecer frecuentemente a partir del 5° mes de embarazo, son lesiones lineales y de forma irregular, al comienzo son de color rojizo vivo o púrpura y al transcurrir el tiempo cambian ese color inicial, tomado el típico aspecto nacarado blanquecino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies