no comments

Remedio natural para que tu hijo tenga una mejor noche de sueño

Antes de que pongas en práctica cualquier remedio natural, es bueno pasar lista a los hábitos de los pequeños. En general, sólo allí daremos un importante paso en la mejora del sueño. Por ello, deberemos de inculcarles, desde temprana edad, el hábito de dormir a determinada hora; y apagar televisión, celulares y luces. Creando una atmósfera tranquila y silenciosa que permita conciliar el sueño de una mejor manera.

Con esto estaremos ayudando, así mismo, a que el niño comience a desarrollar sus propios hábitos; con el paso del tiempo no dependerá de sus padres para ello y, entonces, si llegara a despertarse en medio de la noche, volverá a dormir por sí solo.

Crear una rutina que haga que el niño sepa a qué hora tiene que ir a la cama también le da seguridad. Independiente de que se trate de la hora de dormir; el establecimiento de una rutina y la fijación de las normas de funcionamiento de la casa siempre deben estar claras.

Es importante establecer un lugar específico y adecuado para que el niño duerma, que debe ser acogedor y sin electrónicos, como hemos mencionado antes, sin computadora, celulares o televisión. El niño tener su propio espacio y se debe evitar al máximo que duerma en la cama de los padres.

¿Cómo hacer un remedio natural para favorecer el sueño en los pequeños?

Es sumamente importante lo que el niño consume, como lo que no consume antes de dormir; teniendo en cuenta esto; evita dar para el niño, antes de dormir, alimentos que contengan estimulantes, como refrigerante, cafeína o azúcar. Esto incluye ciertos tés, té negro o té mate; y, sobre todo café. Ya que cualquiera de estas bebidas estimularán aún más al pequeña, dotándolo de energía y dificultando la conciliación del sueño.

Entre los remedios naturales más efectivos, se encuentra el lúpulo, un relajante conocido que puede ser utilizado como té, poniendo dos cucharadas en una taza de agua hirviendo y dejando en infusión durante 10 minutos antes de colar y beber. Puede ser que al niño no le agrade mucho el sabor de esta infusión; si es el caso, podemos agregar un poco de stevia o una cucharada de miel. Así mismo, el té debe de servirse caliente (pero sin que llegue a quemar), esto ayudará a favorecer la relajación.

El té de manzanilla, que puede ser hecho de la misma manera que el lúpulo, también es un gran aliado para relajar a los niños y permitir un sueño rápido y relajante.

Siguiendo en la línea de los tés, nuestra última sugerencia es el té de hierba limón, muy utilizado como remedio natural para conciliar el sueño. Esta hierba es potente y ayuda a calmar a los niños más enérgicos.

Además de otros pequeños consejos, como mantener el silencio en el lugar donde el niño va a dormir y el uso de una luz muy tenue o completamente apagada en la habitación. Pero mantente al tanto: nunca suministres un medicamento al niño, para dormir, sin el conocimiento del pediatra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies