3 remedios caseros para eliminar las varices

¿Qué son las varices?

Las varices son dilataciones de las venas que, por distintas razones, no cumplen su función de llevar la sangre de retorno al corazón correctamente y, por lo tanto, la sangre se va acumulando en ellas, volviéndose tortuosas. Normalmente se emplea el término varices para referira las que aparecen en las piernas, por ser las más comunes, pero pueden aparecer también en otras partes del cuerpo como en el esófago (várices esofágicas), en la región anal (hemorroides) o en los testículos (varicocele).

La frecuencia con que pueden aparecer depende de varios factores, aumentando su incidencia con la edad y el sexo, pues las mujeres son más afectadas que hombres.

Las venas son vasos cuya función es llevar la sangre de regreso al corazón, una vez que se han irrigado todos los tejidos del cuerpo, aportándoles oxígeno y nutrientes, lo que se conoce como retorno venoso.

Debido a la posición erguida del ser humano, la sangre de las piernas debe subir, en contra de la fuerza de la gravedad, lo que conlleva a un esfuerzo añadido. Para realizar esta tarea, las venas poseen en su interior unas válvulas que impiden el retroceso de la sangre y además cuentan con la ayuda de los músculos de las piernas que, al contraerse, empujan la sangre, estableciendo un trayecto único hacia el corazón.

La almohadilla plantar también favorece el desarrollo correcto de este proceso. La misma está formada por un grupo de vasos que se llenan de sangre y al apoyar el pie, la presión que se ejerce sobre la planta empuja la sangre hacia el corazón.

Remedios naturales contra las varices

Remedios naturales contra las varices

Causas de las varices

Cuando por alguna razón dichas válvulas no pueden realizarla tarea de impedir el retorno sanguíneo, la sangre se va acumulando, aumentando la presión y generando la dilatación y alargamiento de las venas las cuales se van retorciendo y formando nudos, alterando su pared y los tejidos de esa zona.  En tal sentido, se consideran factores de riesgo que pueden favorecer la aparición de varices:

La posición de los pies: La mala postura incrementa la presión de la columna venosa dificultando el ascenso de la sangre al corazón.

La herencia: Los antecedentes familiares de varices incrementan las probabilidades de padecerlas en relación con aquellas personas que no los tienen.

La predisposición orgánica: La debilidad generalizada de los tejidos conectivos genera la pérdida del tono de las paredes de las venas, lo que facilita la aparición de varices.

La edad: Al avanzar la edad aumenta el riesgo de padecer varices.

El sexo: Las mujeres padecen de varices más frecuentemente que los hombres, lo que pudiese estar relacionado con los factores hormonales.

La obesidad: Las personas obesas tienen mayor probabilidad de sufrir de varices que aquellas con un peso normal. El sobrepeso aumenta la cantidad de sangre que llega a los miembros inferiores y que debe ser evacuada a través de las venas.

El estreñimiento: la dificultad para evacuar obliga a las personas a permanecer mayor cantidad de tiempo en el excusado, y a realizar grandes esfuerzos para expulsar las heces.  Esta situación aumenta la presión en abdomen y en las venas abdominales, lo que entorpece la salida de la sangre de las piernas y, por tanto, propicia la aparición de varices.

Los anticonceptivos: Generan retención de líquidos y, por lo tanto, un mayor volumen sanguíneo.

El embarazo: Los cambios hormonales, la presión del útero sobre las venas principales y el aumento de peso hacen que las varices aparezcan más fácilmente durante el embarazo.

El sedentarismo: La falta de movimiento de los músculos de las piernas impide que estos colaboren en el empuje de la sangre hacia el corazón.

Tipo de empleo: Los trabajos que requieran permanecer mucho tiempo de pie provocan que la sobrecarga sea mayor.

Si eres de las personas que prefieren las alternativas naturales para cuidar y tratar tu cuerpo, a continuación te ofrecemos 3 remedios caseros para eliminar las varices:

Aloe vera

El Aloe Vera o cristal de sábila es un remedio bastante eficaz para tratar las varices por sus propiedades desinflamatorias y astringentes. Conseguir el cristal directamente de la planta,  entibiarlo y aplicarlo como compresas sobre las zonas afectadas. Dejar actuar durante toda la noche y retirarlas al día siguiente.

Ajo

El ajo ayuda a desinflamar las venas y mejora la circulación.  Se puede consumir de manera tradicional con la dieta o también se puede usar como pomada, machacando sus dientes pelados mezclándolos con alcohol. Aplicar 4 veces a la semana.

Vinagre de manzana

Preparar compresas utilizando un paño remojado con vinagre de manzana y colocar directamente sobre las varices. Dejar reposar en la zona, o hacer un masaje suave con el paño, con movimientos de abajo hacia arriba.  También se puede realizar la inmersión de las piernas en una tina con agua, sal marina y vinagre de manzana, durante 20 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies