Remedios caseros para la acidez

¿Qué es la Acidez?

La acidez es una sensación de ardor venida de la parte de atrás del esternón, un hueso situado en la parte anterior del tórax. Puede presentarse como un dolor que se irradia por el pecho, el cuello o la garganta.

Los episodios de acidez estomacal pueden ser ocasionales o frecuentes, pudiendo interferir en la rutina y la calidad de vida del paciente, y hasta ser señal de un problema más grave.

La acidez es causada por el reflujo de ácido gástrico (responsable de la digestión de los alimentos): es la continuación del estómago hacia el esófago, como si se tratara de volver a la boca. Este reflujo, a su vez, es causado por el mal funcionamiento de una especie de válvula, llamada esfínter: se abre hacia el alimento pasar del esófago hacia el estómago y, a continuación, debe cerrar para retener lo que se ha ingerido y también los jugos gástricos que circulan por allí.

Un excelente remedio casero para la acidez es comer 1 tostada o 2 galletas cracker, ya que ellos absorben el ácido que está provocando la acidez en la laringe y la garganta, logrando disminuir la sensación de ardor.

Otras opciones son chupar un limón fresco en el momento de la acidez porque el limón, a pesar de ser ácido, disminuye la acidez del estómago, o comer un trozo de patata cruda porque la patata también es capaz de neutralizar la acidez del estómago, que combate el malestar en pocos instantes.

Sin embargo, hay otras recetas que fácilmente pueden ser preparadas en casa y utilizadas a lo largo del día, especialmente en los pacientes con reflujo y acidez. Algunas de ellas son:

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio cuando está diluido en agua tiene un efecto alcalinizante en el tubo digestivo y, por consiguiente, disminuye la acidez del estómago, reduciendo la inflamación del esófago y aliviando las molestias de la acidez.

Bicarbonato de sodio para la acidez

Bicarbonato de sodio para la acidez

Ingredientes

  • 1 cucharada (de café) de bicarbonato de sodio
  • 100 ml de agua

Modo de preparación

Mezclar los ingredientes y tomar esta mezcla en pequeños sorbos.

2. Té de jengibre

El té de jengibre contiene antioxidantes y otras sustancias que ayudan a aliviar la inflamación del esófago, además, logran disminuir las contracciones del estómago, lo que acaba reduciendo la sensación de acidez.

Té de gengibre para la acidez

Té de jengibre para la acidez

Ingredientes

  • 2 cm de raíz de jengibre cortada en rodajas
  • 2 tazas de agua

Modo de preparación

Coloca el jengibre y el agua en una olla y deja hervir. Después, apaga el fuego y deja la olla tapada por al menos 30 minutos. Por fin, quita los trozos de jengibre y bebe una taza de té 20 minutos antes de cada comida.

3. Zumo de pera

A quien no le gusta el té puede optar por tomar un jugo de pera acabado de hacer, ya que también ayuda a combatir la acidez y ardor, ayudando en la digestión. Para preparar basta con batir en la licuadora 2 peras maduras con un poco de agua y, si es necesario, agregar algunas gotas de limón para que el jugo no se oscurezca.

Zumo de pera para la acidez

Zumo de pera para la acidez

La pera es semi-ácida, rica en vitaminas A, B y C, así como sales minerales, como sodio, potasio, calcio y hierro que ayudan a diluir el ácido del estómago y aliviar el malestar y ardor causado por la acidez.

Además, otras frutas, que tienen las mismas propiedades, y que pueden ser utilizadas para hacer un jugo son la banana, la manzana (roja) y el melón.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com