Remedios caseros para la fiebre reumática

La fiebre reumática es una enfermedad que, a pesar de no afectar a todas las personas que pasan por infecciones en la garganta, puede causar severos daños a la salud. La buena noticia es que sólo el 3% de las personas que hayan tenido o tienen una infección en la garganta desarrollan fiebre reumática.

Por tratarse de una enfermedad grave, su tratamiento debe ser realizado bajo la supervisión de un médico especialista. Sin embargo, hay algunas recomendaciones de remedios y trucos caseros que pueden aliviar los síntomas y acelerar el tratamiento.

Remedios caseros para combatir la fiebre reumática

Pescado

La carne de pescado es recomendada para personas que están pasando por la inflamación. Sus propiedades antiinflamatorias pueden ayudar en el tratamiento contra la fiebre reumática y aliviar los dolores en la región del cuello y de las articulaciones. Las mejores opciones son los salmones, sardinas y truchas.

Picante

Los picantes pueden ser una gran aliada para combatir los dolores de la fiebre reumática.

Si lo prefieres, es posible preparar una infusión de algún tipo de picante. Calienta el agua y coloca un picante; finalmente, deja enfriar. Bebe durante el día en sorbos pequeños.

Jengibre

El jengibre es un ingrediente conocido por aliviar el dolor de garganta. El jengibre tiene efectos analgésicos famosos, además de ser antiinflamatorios. Para ello, puedes consumir caramelos de jengibre, que son fáciles de encontrar en farmacias; o bien, puedes preparar un té usando la raíz.

Cerezas

Las cerezas son una de las mejores opciones para aliviar los dolores de las articulaciones. El nombre del pigmento que da el característico color rojizo de las cerezas se llama antocianina. Este pigmento es conocido por ser un poderoso analgésico y anti-inflamatorio, en comparación con la famosa aspirina.

¿Qué es la fiebre reumática?

La fiebre reumática – también conocida por la sigla “FR” – surge de una infección en la garganta no tratada de forma debida.

Cuando la infección es causada por la bacteria Streptococcus beta hemolítico del Grupo A, y no es combatida de manera correcta o suficiente, se puede producir la fiebre reumática. La enfermedad puede afectar el corazón, el cerebro, las articulaciones y el tejido subcutáneo, entre otras partes del cuerpo; además de provocar intensos dolores, principalmente en los hombros, el pecho, el cuello y la cabeza.

Por tratarse de una enfermedad que puede poner en peligro el funcionamiento de varias regiones y sistemas del cuerpo humano, es muy importante que un médico pueda ser consultado lo antes posible; de preferencia, cuando surjan los primeros síntomas.

Es importante destacar que la fiebre reumática no se manifiesta en todo el mundo. Especialistas en reumatología señalan que es preciso poseer una predisposición genética para que la enfermedad aparezca.

Las secuelas de la fiebre reumática pueden marcar la vida de los pacientes que presenten la enfermedad; ya que el sistema más perjudicado, en general, es el corazón. Algunas articulaciones también pueden quedar comprometidas. Por ser una enfermedad que se repite, es necesario siempre el mantenerse atento después de sufrir fiebre reumática por primera vez.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com