no comments

Remedios naturales a base de ajo

El ajo es uno de los ingredientes más comunes entre los remedios caseros; y esto se debe a que puede ser empleado fácilmente para tratar diversos problemas de la salud. De hecho, su consumo regular es recomendado, ya que beneficia en diversos aspectos a nuestro organismo.

Ajos

Si fueran consultados diferentes expertos en fitoterapia en el mundo, seguro que terminarían coincidiendo en que el ajo es uno de los mejores aliados naturales que se puede tener. Si consultáramos con cualquier abuela o con un especialista en remedios caseros, probablemente también responderían lo mismo. Y sí, podemos decir que el ajo, en el mundo de la naturoterapia y los remedios naturales es único.

Capaz de beneficiarte con su poder antibacteriano, antiséptico, fungicida y antibiótico. Fuente de potasio y vitamina B6. Bueno para depurar la sangre, la presión arterial, y quien sabe cuántas otras cosas, el Allium Sativum (ese es su nombre científico) es algo que debes tener siempre en casa. ¿Para qué? Si todavía no te has convencido de sus beneficios, a continuación te mencionamos algunos, junto con los sencillos remedios que puedes preparar con él:

Contra el dolor de muelas: el poder antibiótico de un buen diente de ajo puede ayudar a combatir una infección en un diente. Coloca un pedazo de diente de ajo directamente sobre el molar afectado y déjalo actuar por unos minutos. Repite varias veces al día.

Para desintoxicar el cuerpo: haz puré de un diente de ajo previamente pelado, retira el cabo o brote (para que no dé mal aliento) y tómalo como si fuera una pastilla, junto con un vaso de agua, en ayunas. Es ideal para desintoxicar el organismo y depurar el cuerpo.

Para combatir los parásitos: el ajo se puede utilizar, así mismo, para combatir los parásitos intestinales. Tritura dos dientes de ajo, agrega una cucharada (sopera) de semillas de calabaza peladas y algunas hojas de menta. Tómalo así o con un poco de agua.

Algunos remedios caseros con ajo

Algunos remedios caseros con ajo

Para eliminar los hongos de las uñas: hierve unos dientes de ajo en el agua. Deja enfriar y lava las uñas afectadas con este potente fungicida de ajo. Si lo deseas, puedes añadir a este remedio una ramita de romero y un buen chorro de vinagre, para aumentar las propiedades fungicidas de este.

Para mejorar las vías respiratorias: coloca un litro de agua en una olla. Agrega cuatro dientes de ajo, un trozo de cebolla, otra de jengibre y medio limón. Hierve por 5 minutos. Apaga, deja reposar y bebe tres veces al día. Este es “jarabe” que será muy bueno contra la tos, el dolor de garganta y la flema, entre otras cosas.

Contra la caída del cabello: el ajo también puede ser ideal para este problema. Un buen remedio consiste en mezclar una cucharada (sopera) de dientes de ajo molidos, una de miel y tres de infusión de romero. Mezcla y aplica sobre el cuero cabelludo y el cabello, dejando actuar durante 20 minutos antes de lavar como lo haces normalmente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies