Remedios naturales para el hígado graso

El hígado graso es el resultado de un exceso de trabajo debido al padecimiento de enfermedades diversas y sobretodo al sobrepeso y obesidad. Debido a la expansión de esta problemática, el hígado graso es padecido por muchas personas alrededor del mundo.

Lo principal es hacer una consulta al médico especialista para comprobar su existencia. Luego además de seguir las instrucciones proporcionadas por el médico es posible complementar el tratamiento con remedios naturales para el hígado graso como por ejemplo, teniendo en cuenta que el hígado es el órgano encargado de secretar bilis con el objetivo de disolver las grasas es posible ayudarlo en esta tarea consumiendo lecitina de soja, ya que ésta ayuda a mayor fluidez de la bilis.

Con cardo mariano se puede elaborar una infusión colocando a hervir una taza de agua a la que se le va a agregar dos cucharadas de cardo mariano. Se deja reposar en un recipiente tapado en la nevera para luego beber la infusión día por medio.

No solo es aprovechable en una infusión, también se puede agregar las hojas de cardo mariano lavadas y previo a quitarle las espinas a las ensaladas. Un licuado con rábano negro y un vaso de agua se logra licuándolo y colándolo en el vaso de la licuadora para obtener un licuado para beber día por medio.

Las alcachofas también son óptimas para tratar el hígado graso. Simplemente se trata de incluirlas dentro de la dieta cotidiana al menos día por medio. Su eficacia la demuestran la mayoría de los medicamentos para la afección hepática.

También se puede colocar a hervir en una taza de agua una cucharadita de centaurea y otra de diente de león. Se deja que hierva durante tres minutos, luego se deja reposar otros minutos con el recipiente tapado y luego de colar la preparación se bebe después del almuerzo y la cena como un digestivo natural.

Por último se puede mezclar soda con ruibarbo. De esta mezcla se ingiere una cucharada después de las comidas principales. Más allá de todos estos remedios naturales también es importante hacer unos cambios en los hábitos alimenticios consumiendo las infusiones sin azúcar y evitar los alimentos dulces. Excluir de la mesa todo tipo de bebida alcohólica y evitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas reempleando las proteínas de origen animal por las proteínas de origen vegetal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies