Sueño y primavera

La primavera tiene muchos efectos sobre nuestro organismo. Cuando llegan estas fechas, hay quien sufre astenia primaveral, hay quien tiene alergia…

Y también hay quien duerme mal. Los efectos de la primavera sobre el sueño son de lo más curiosos. Poco a poco, van aumentando las horas de luz, y cambiamos el horario. Si es que ya lo dicen hasta los refranes: “mañanitas de abril, son muy dulces de dormir”. ¿Y quién va a quitarle razón a la sabiduría popular?

Este tipo de desequilibrios son pasajeros y puedes reducir sus efectos con algunos sencillos trucos. Por ejemplo, dormir con un antifaz o con las cortinas bien cerradas.

Sueño y primavera

Sueño y primavera

Otro truco: cuando estés a punto de irte a dormir, baja la luz de casa. Así, conseguirás que tu cuerpo empiece a producir una mayor cantidad de melatonina, que es la sustancia que induce el sueño.

Y como es lógico, la falta de sueño acaba produciendo insomnio. Ponte el despertador un poco antes y te dará tiempo a despejarte. Una ducha y un café pueden ser el complemento perfecto para que termines de despejarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies