Té de valeriana, todo lo que tienes que saber

¿Para qué sirve la valeriana?

La valeriana (valeriana officinalis) es una planta de mucha utilidad en los cuadros de insomnio u otros problemas relacionados con el sueño, ya que relaja, ayuda a dormir o a tener una buena noche de sueño, sin la sensación de desorientación al despertar, común al usar un somnífero químico. También es un auxiliar poderoso para quién intenta superar algún vicio, como el tabaquismo, ya que funciona como un sedante, por lo tanto, es especial para ser usado en casos de ansiedad y estrés. Para aquellas personas que son hiperactivas, o que no pueden relajarse casi nunca, actúa en el sistema nervioso y calma, siendo excelente para el alivio de la musculatura tensionada, sin presentar el peligro de interferir en la concentración.

Hay registros de que la planta ya era utilizada por los incas como pomada para masajes y por los anglosajones como tratamiento del sistema nervioso.

El té de valeriana también puede ser utilizado en casos de trastornos de la menopausia, heridas, migrañas, espasmos estomacales e intestinales.

Portada valeriana

Efectos comprobados del té de valeriana

Esta es la única planta que tiene sus efectos somníferos probados por numerosos estudios, teniendo sus raíces efectos equivalentes a los de los medicamentos químicos, aunque con la ventaja de presentar menos reacciones colaterales y sin riesgo de dependencia, a diferencia de los químicos.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) también reconoce las propiedades de la valeriana para el tratamiento de la ansiedad. Además de que los efectos de esta planta son un poco más largos que los de somníferos químicos.

Una curiosidad es que es conocida popularmente como “hierba de los gatos”, porque causa un efecto enloquecedor en estos animales, dejándolos en un estado de euforia o entusiasmo, por lo tanto, no es conveniente dejarla al alcance de estos animales.

La planta puede ser utilizada a través de infusión, tintura, de decocción de la raíz, que es más fuerte que el té de valeriana y, también, se puede consumir en cápsulas o comprimidos.

Se debe tener cuidado con su uso prolongado, ya que puede causar dolores de cabeza o un estado constante de somnolencia.

¿Cómo preparar el té de valeriana?

Lo primero que haremos será hervir 250 ml de agua. Posteriormente, apagaremos el fuego y añadiremos una cucharadita de té de las raíces y del tallo de valeriana, dejando a fuego medio por 10 minutos. Como máximo, se deben de tomar 3 tazas del té de valeriana al día.

Atención: Las mujeres embarazadas no deben tomar té de valeriana; además, no se debe utilizar por más de diez días seguidos.

 

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com