Tés medicinales que hacen la diferencia en tu salud

El uso del té es bastante común en el tratamiento de enfermedades y malestares. Sin embargo, tratándose del bienestar, algunas hierbas y sus combinaciones aportan los mejores resultados.

Antes de conocerlos, es importante que quede claro que ningún té reemplaza la consulta con el médico, sobre todo si el problema de salud es de gravedad.

El uso de algunas sustancias, aun siendo naturales, depende de la certificación del médico. Y debemos de tener en cuenta que él es el profesional más indicado para prescribir la cantidad y asegurar que la bebida traerá beneficios para tu salud.

Para disfrutar de lo mejor de los tés

Seguramente ya debes haber escuchado a tu madre o abuela diciendo que el té sólo tiene efecto si se toma sin azúcar, ¿verdad? Pues bien, tienen mucha razón, más aún si la bebida en cuestión se utiliza para ayudar a perder esos kilos de más. Si el té es muy amargo, puedes endulzarlo con una cucharada de miel; ya que es mucho más saludable que el azúcar.

A la hora de optar por la hierba que debe ser usada, prefiera las frescas, en vez de las que venden ya en bolsas (estas, generalmente, son las que se consiguen en los supermercados). Después de preparado, opta por tomar el té de inmediato, si bien debemos dejar que se enfríe un poco. Esto ayudará a mantener gran parte de sus propiedades:

Los tés y sus propiedades

A continuación, te presentamos algunas sugerencias de tés que aportarán beneficios increíbles a tu salud.

Té de manzanilla

El té hecho con la manzanilla es ideal para mejorar la calidad del sueño y luchar contra el insomnio. La bebida tiene propiedades calmantes, además de ayudar en el tratamiento de resfriados, gripes, sinusitis y cólicos menstruales.

Para preparar el té, sólo tienes que utilizar una cucharada de manzanilla en una taza de agua (150 a 200 ml). Calienta el agua, y antes de que hierva, añade la manzanilla y apaga el fuego. Reserva por 10 minutos, cuela, y la bebida estará lista para ser ingerida.

Té de menta

Para curar los problemas relacionados con el sistema digestivo, el té de menta es la solución más indicada; por lo que es frecuentemente recomendado para tratar náuseas, indigestión y malestar estomacal. Pero estos beneficios no son los únicos. El té de menta también se utiliza en el tratamiento del asma y en casos leves de estrés.

Para prepararlo, separa un puñado de hojas de menta, mientras pones a hervir medio litro de agua. Cuando alcance el punto de ebullición, coloca las hojas, apaga el fuego y deja el recipiente tapado durante 10 minutos. Después, sólo tienes que colar y esperar a que se enfríe para ingerir.

Mate

El mate es rico en antioxidantes, por lo que es capaz de prevenir el envejecimiento de las células y reducir el colesterol y la glucosa en sangre. La hierba también tiene una gran cantidad de cafeína, por lo que no debe ser tomada en grandes cantidades, y mucho menos en la noche, antes de dormir.

Para preparar la bebida, sólo tienes que separar 20 gramos de hojas de la yerba tostada. Deja la planta en infusión durante cinco minutos en agua caliente. Después, bebe. Lo recomendado es que la ingesta de la bebida no exceda de un litro por día.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com