Zanahoria: Remedios naturales con zanahoria

La zanahoria es un vegetal bastante rico en vitaminas, entre las que destacan la vitamina B, la C y la A. La zanahoria contiene, así mismo, de 3% a 7% de azúcares directamente asimilables (levulosa y dextrosa), es abundante en sales minerales y oligoelementos, como hierro, fósforo, calcio, sodio, potasio y magnesio, entre otros nutrientes.

Propiedades curativas

Útil en enfermedades respiratorias, tales como asma y bronquitis, también aumenta la capacidad visual. Así mismo, la zanahoria aumenta el número de células rojas de la sangre y el índice de hemoglobina; ejerciendo una acción estimulante sobre las funciones del hígado, de donde viene su fama para mejorar la apariencia de la piel (arrugas) y como defensora del sistema inmunológico.

También es eficaz en casos de problemas en la infancia, como la diarrea, inapetencia y los intestinos delicados.

Pero no sólo esto, ya que la zanahoria también puede ser aplicada sobre forúnculos, heridas, úlceras, quemaduras y herpes, para acelerar el tiempo de curación.

Remedios populares con zanahorias

Remedio para la visión: tomar medio vaso de jugo de zanahoria. Para ello, lava y pela dos zanahorias de tamaño regular y licúalas junto con un vaso de agua. Con el fin de conseguir una mayor eficiencia, te sugerimos tomar este jugo por la mañana; aunque también puedes hacerlo a cualquier hora del día.

Remedio para combatir la bronquitis o tos: preparar un cocimiento de 200 gramos de la pulpa de la raíz de la zanahoria en medio litro de agua, hasta que el agua se vuelva viscosa, y tomar con leche y miel o azúcar.

Remedio para la diarrea infantil: preparar una sopa con medio kilo de zanahorias cuidadosamente raspadas y cortadas en trozos. Hervir en un litro de agua hasta que estén bien cocidas y pasar por una plancha de verduras. Agregar el agua hervida hasta obtener un litro de sopa, y aliñar con una cucharada de sal marina. Esta sopa debe ser conservada en un lugar fresco y debe ser consumida en 24 horas. La parte líquida de la sopa puede ser administrada en una botella y el resto a través de la cuchara. Progresivamente, deberemos de reducir el consumo de este remedio (de acuerdo con la mejora de la persona afectada), en cinco o seis días, la cantidad de zanahorias deberá de pasar de 500 a 100 gramos por litro de agua.

Remedio para la inapetencia: preparar infusiones de semillas de zanahoria en dosis de una cucharada de té por taza de agua hirviendo. Para ello, sólo necesitamos colocar dos o tres cucharadas de semillas de zanahoria, esperar a que hierva y beber (si lo deseamos podemos endulzar con miel).

Remedio para los forúnculos, quemaduras y herpes: aplicar cataplasmas de hojas frescas trinchadas o de zanahoria cruda rallada.

Remedio contra las arrugas con zanahorias: tomar en días alternos jugo de zanahoria para conseguir flexibilidad para la epidermis del rostro y del cuello, esta bebida ayudará, adempas, contra la formación de arrugas.

Precauciones

Las personas con diabetes no deben consumirla, ya que la zanahoria contiene una gran cantidad de azúcar.

Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com